11 frases que JAMÁS deberías decir en una discusión de pareja: ¡evítalas!

'Prefiero no discutir', 'tú tienes la culpa'... Palabras que debes evitar decir a tu chico

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Alguna vez le has dicho a tu pareja que prefieres no discutir? Deberías saber que es una de las 11 frases que jamás debes decir en una discusión de pareja. Porque discutir en pareja puede ser desagradable, pero también muy beneficioso para la relación. Eso sí, hay que hacerlo bien y con un solo objetivo: resolver un problema. ¿Sabes cómo discutir en pareja? Primero atenta a todas las frases que no debes decir... ¡Evítalas! 

Frases que no debes decir nunca en una pelea de pareja

Tememos las discusiones de pareja porque la mayoría no sabemos discutir. Discutir no es más que un debate o una conversación en la que ambos decís lo que pensáis, lo que necesitáis, lo que os molesta o lo que no estáis dispuestos a tolerar. Llamar la atención sobre una conducta que te molesta no tiene por qué convertirse en un rosario de reproches y acusaciones. Estás en tu derecho a tu decir lo que te molesta de tu pareja, no a faltarle al respeto.

La verdad es que por mucho que las temamos, las discusiones son beneficiosas para la relación, es la forma de resolver problemas y es también la mejor manera para conocer a fondo a la otra persona, para saber si vuestro amor tiene unas bases de respeto y confianza o para comprobar que no entendéis la pareja como una guerra de poder. Para que una discusión en pareja sea productiva y no un motivo de ruptura hay que tener en cuenta algunas cosas. Y podemos empezar por aquellas que no debes hacer; o decir.

1 Prefiero no discutir

Esta frase no parece subida de tono ni implica agresividad, es cierto. Pero sí indica una falta de interés por resolver el problema. Es importante empezar a cambiar el chip en cuanto a las dinámicas de pareja y darse cuenta de que discutir no es malo, todo lo contrario. Si no discutes con tu pareja, ¿cómo vas a saber cuáles son vuestros puntos débiles para poder mejorarlos?

2 Tú tienes la culpa

Echar la culpa al otro de todos los problemas de pareja es un clásico. Personas inmaduras y que no quieren aceptar su parte de responsabilidad sueltan culpas y echan balones fuera. Pase lo que pase, es culpa tuya, tú tienes que solucionarlo. Y no es así, porque independientemente de las culpas, el problema que haya surgido es de los dos.

3 Si no fueras tan...

Entrar en el terreno de lo hipotético no es una buena inversión cuando se está discutiendo algo importante. Es evidente que preferirías que tu pareja fuera de otra manera, pero no lo es. Así que será mejor poner los pies en la tierra, mirar la situación con objetividad y conocer con qué recursos reales cuentas. Realidad frente a expectativa.

4 Siempre y nunca

Cuando en medio de una pelea metes las palabras "siempre" o "nunca" la cosa se complica por generalizar conductas y por la rigidez que supone. "Tú siempre haces lo mismo" o "nunca puedo contar contigo" son frases demoledoras que además seguramente no sean ciertas.

5 Eres como tu madre/padre

Las acusaciones en una discusión de pareja sobran siempre, pero más si involucran a terceras personas. No metáis a la familia en esto, ni a ningún amigo, ni hagáis comparaciones porque es un asunto de dos, un problema interno de la pareja y los demás no tienen nada que ver.

6 Con mi ex esto no pasaba

Hablando de comparaciones, la más desafortunada es hacerla con tu ex. Puede que con tu ex tuvieras una mejor comunicación y que él fuera en muchos aspectos mucho mejor que tu actual novio, pero al fin y al cabo ya no estás con tu ex. Estás con tu pareja, céntrate en esa persona.

7 Es imposible hablar contigo

Para que una discusión de pareja sea productiva no puede incluir menosprecios. Decir que no se puede hablar con él o que no entiende nada es menospreciar sus capacidades. Y además esta frase es el recurso que utilizamos cuando no tenemos un argumento razonable.

8 Otra vez con lo mismo

A veces un tema requiere varias charlas, conversaciones o discusiones. A veces volver varias veces sobre ese mismo tema quema la moral y desespera porque comprobáis que no habéis avanzado nada. Bueno, pues lo que importa es resolverlo, así que si hay que volver otra vez con lo mismo, se vuelve. Las veces que haga falta.

9 No sabes lo que dices

¿Qué te hace pensar que tu pareja no sabe lo que dice? Suena un poco arrogante, prepotente y ofensivo, ¿no? Pues evita ese recurso fácil de humillar a la otra persona cuando estéis en una discusión porque solo os conduce al rencor, no os acerca a la solución.

10 Será mejor que rompamos

Es una amenaza en toda regla y no es ético utilizarla en una discusión para salirte con la tuya o que tu pareja te dé la razón. No se juega con los sentimientos ni con el amor. Si estás pensando en romper con tu pareja, tal vez tengas que comenzar otra discusión diferente, pero no en este momento.

11 ¡Cállate!

Además de ser una orden que tu pareja no tiene por qué recibir, no puedes olvidarte que estáis dialogando, aunque la cosa se haya puesto airada. No puedes mandar callar a alguien cuando de lo que se trata es de hablar, de comunicarse. ¿O es que no te gusta lo que te está diciendo?

Cómo discutir con tu pareja

Estas frases que no debes decir te darán una idea de lo que no debes hacer en una discusión de pareja. No ofender, no humillar, no ridiculizar, no insultar, no faltar al respeto. Una vez que tengas claro esto, es más fácil que veas los beneficios de una discusión.

Porque una discusión no tiene por qué ser a gritos (aunque a veces es inevitable) y sirve para poner en común las diferencias. Es algo natural y no hay nada de lo que asustarse, sois dos personas diferentes, tenéis ideas, actitudes, formas y personalidades diferentes y de lo que se trata es de acercarse hasta encontrar el punto medio. ¿Cómo vais a hacerlo si no lo discutís?

Hay mucha parte de inteligencia emocional en el tema de las discusiones en pareja. Y también de calidad humana. Porque, ¿de qué te sirve salirte con la tuya si la otra persona (que es la persona que amas) se coloca en una posición incómoda?, ¿no disfrutarías más de lo conseguido si los dos os beneficiáis de ello? Es cierto que resulta más fácil decirlo que hacerlo, pero hay que intentarlo al menos por el futuro de la relación.

Puedes leer más artículos similares a 11 frases que JAMÁS deberías decir en una discusión de pareja: ¡evítalas!, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.