Mi pareja o mi amante: qué hacer cuando te toca elegir

El peligro de los triángulos amorosos en las relaciones

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No vamos a ser nosotras las que neguemos que no se puede estar enamorada de dos hombres a la vez. Se puede. Lo que no es tan fácil de sobrellevar es mantener una relación con los dos. Uno es tu pareja y otro es tu amante y así parece que lo tienes todo cubierto, ¿verdad? Tu vida está tan llena que con el tiempo rebosará y el desgaste será insoportable para todos. Tu pareja o tu amante, qué hacer cuando te toca elegir.

Tu amante y tu pareja: el triángulo amoroso

No vamos a juzgar la situación sentimental que estás viviendo con tu pareja y con tu amante. Pero sí te vamos a hablar claro: has creado un triángulo sentimental sin el consentimiento de una de las partes. Porque si te encuentras en la tesitura de tener que elegir y si a uno le diferencias como pareja y al otro como tu amante es que no estás viviendo una situación de poliamor en la que todas las personas implicadas son conscientes de la realidad.

No. Tú estás practicando la infidelidad de toda la vida. Esa en la que tienes una pareja que cubre tus necesidades de cariño, comprensión, apoyo y, en su caso, de padre de tus hijos y al mismo tiempo tienes un amante que cubre tus necesidades de pasión y aventura, que logra que las redes de la rutina no te atrapen y que te hace sentir más joven, más atractiva y más deseada.

Hasta aquí todo bien porque estamos hablando de tus necesidades y las tienes cubiertas. Pero, ¿qué hay de tu pareja?, ¿y de tu amante?, ¿estás enamorada de tu amante o solo es un capricho? Sabemos que cuando hablamos de amor a dos bandas no todo es tan fácil como parece, que es un asunto complejo y que cada situación es un mundo. No sabemos si estás mal con tu pareja, si tu relación está rota o si todavía amas a tu pareja.

Lo único que sabemos es que estás engañando a tu pareja. Y eso no es una situación que debas mantener en el tiempo por el desgaste psicológico que produce en ti, en tu pareja y en tu amante si tiene expectativas de tener algo más contigo. El sufrimiento emocional de dos personas colocadas en una situación de competición es inmenso y los daños colaterales no siempre se pueden reparar.

Elegir entre tu pareja o tu amante

Así que por el bien de este trío, y déjanos insistir en su naturaleza de no consentido, ha llegado el momento de elegir. No puedes mantenerte más tiempo en esta indefinición que está haciendo daño a todos. Porque aunque tu pareja aún no sepa que le estás siendo infiel, seguro que se ha dado cuenta de que no estás implicada al cien por cien. Eso se nota.

Generalmente se dice que una persona siempre se queda con su pareja y que nunca elige al amante, pero no es verdad. Es cierto es que suele ser la elección más habitual porque al final la comodidad siempre vence al riesgo. De hecho, mantener una infidelidad en el tiempo tiene un riesgo, pero se trata de un riesgo controlado hasta cierto punto. Y si todavía amas a tu marido y si la relación no está rota o la convivencia no es insoportable, suele pesar más la historia que lleváis a las espaldas.

Pero no siempre es así. Hay personas que eligen al amante. Porque están de verdad enamoradas de esa persona o porque ven la infidelidad como un indicio de que su pareja está rota. Y si está rota y tú ya te has enamorado de nuevo, ¿por qué no apostar por tu nuevo amor? No hay ningún problema.

El problema está en el tiempo que tardes en decidirte y en lo tentador que resulta mantener este triángulo amoroso. No lo hagas, por favor. Todos sufren en esta situación. Tienes que elegir y hazlo cuanto antes. Pero no tengas como opciones solo a tu pareja y a tu amante porque hay otra opción. ¿Sabes cuál es? Tú misma.

Que necesites a dos hombres para cubrir tus necesidades es preocupante porque te resta independencia.
Así que si tienes que elegir entre tu pareja y tu amante, ¿por qué no apuestas por ti? Un tiempo sin una relación sentimental te ayudará a descubrirte y a definirte mejor. Y con el tiempo descubrirás que no necesitas ni a dos, ni a un solo hombre para cubrir tus necesidades, las podrás cubrir por ti misma.

Puedes leer más artículos similares a Mi pareja o mi amante: qué hacer cuando te toca elegir, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.