Qué hacer si estás enamorada de un hombre casado: ¿relación con futuro?

Consejos para afrontar el triángulo amoroso en el que estás metida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A estas alturas ya nos hemos dado cuenta de que no elegimos de quién nos enamoramos ni cuándo lo hacemos. Sin embargo esa no elección no la tenemos por qué arrastrar a la persona con la que queremos compartir nuestra vida. Es decir, tú te puedes enamorar de un hombre tóxico, por ejemplo, pero no tienes que elegirle como pareja.

Aclarado este asunto podemos pasar a esa situación tan delicada como desgraciadamente habitual de cuando te enamoras de un hombre casado. Si bien ese hombre no tiene por qué ser tóxico (aunque déjanos dudar de su honestidad) lo que sí está claro es que un triángulo amoroso sí es una relación tóxica. Pero tú te estás preguntando por el futuro de tu relación, ¿verdad? Vamos a contar verdades.

Enamorada de un hombre casado: ¿qué puedes hacer?

Queremos contar verdades para compensar. Porque cuando estás enamorada de un hombre casado estás rodeada de mentiras y engaños. Si no es a ti, es a su esposa. ¿Y eso a ti en qué te afecta? Pues en que te has enamorado de un hombre capaz de mentir, de engañar, de llevar una doble vida y en el que, por lo tanto, no puedes confiar. Partiendo de esa base puede que sea mejor que te olvides de tu pregunta inicial sobre el futuro de tu relación y pases a fijarte más en tu presente.

Pero es verdad que no puedes elegir y te has enamorado de ese hombre casado. Y puede que ese hombre casado también esté enamorado de ti. Y puede que sea verdad que su matrimonio está roto, que tiene toda la intención del mundo de dejar a su mujer cuando vea el momento adecuado. No es que lo dudemos y tampoco somos de las que pensamos que un hombre casado nunca dejará a su mujer por su amante; algunos lo han hecho. Y otros dicen haber visto unicornios.

Solo queremos que te des cuenta de una cosa. El enamoramiento es una experiencia maravillosa que merece la pena vivir, pero no tienes por qué pagar las consecuencias de ese enamoramiento más tiempo del necesario.

Y seguimos con verdades. Porque estar enamorada de un hombre casado equivale a sufrimiento. Tú sufres, la mujer engañada sufre y si a ese hombre infiel le queda algún escrúpulo también sufre, aunque solo sea por el esfuerzo que supone mantener el castillo de mentiras. ¡Menudo dilema emocional estar enamorada de un hombre casado!

Los riesgos de estar con un hombre casado

No te culpes, no eres la mala de esta historia ni una mujer que rompe familias. Recuerda en todo momento que el que tiene la responsabilidad y el compromiso de fidelidad es él. Es él el que está bajo la lupa de la ética, no tú. Sin embargo, tú estás bajo la lupa del sufrimiento emocional. Y déjanos decirte que seguir en este triángulo conlleva muchos riesgos. Seguimos contando verdades.

Una relación con un hombre casado es vivir un amor prohibido o un amor secreto. Puede que al principio te guste el misterio, el no saber nunca cuándo podéis quedar y esa excitación propia de las aventuras furtivas. Pero con el tiempo te das cuenta de algunas cosas.

+no puedes llamarle a él, es él el que te llama a ti. No puedes llamarle para no ponerle en una situación incómoda con su esposa. Así que te toca esperar a que él dé el paso.

+ Sigues esperando. Porque como él tiene obligaciones familiares no vas a ser tú la que decidas cuándo quedar; ni dónde, ya de paso. No vaya a ser que algún conocido os vea.

+ Tu papel de amante es supuestamente transitorio, porque él asegura que está a punto de divorciarse. Pero mientras tanto tú estás escondida, eres un secreto para él y para su entorno. Y tú también tienes que ser discreta, no le puedes contar esta historia a tu familia ni a tus amigas para no perjudicarle. ¿Cómo se lleva un enamoramiento en secreto?

+ Hay límites por todas partes en esta relación con un hombre casado. No puedes hacer esto, no puedes hacer lo otro. No formas parte de su vida ni él de la tuya, solo sois una anécdota, apasionada y fantástica, pero anécdota al fin y al cabo.

+ Los problemas de autoestima son frecuentes en estas relaciones secretas. No solo por la inevitable pregunta de por qué con ella sí y conmigo no, sino porque estás viviendo una historia entre cuatro paredes en la que no te da tu lugar, no te valora como te mereces. ¿Eso es lo que eres para él, un secreto?

+ Estar con un hombre casado también fomenta la desigualdad. Dado que tú no puedes decidir nada, te limitas a seguir sus pautas, cuándo y cómo son los encuentros. Y cuidado, porque en la desigualdad se encuentra la base de la dependencia emocional y de las relaciones tóxicas que pueden llegar a destruirte.

+ ¿Y cuando necesitas apoyo? No puedes contar con él porque está con su esposa.

+ ¿Conoces bien a ese hombre? Porque tú estás enamorada, esperando que se separe para que podáis vivir vuestra historia de amor libremente y salir de esa habitación de hotel o de tu apartamento. Pero, ¿conoces realmente a ese hombre? Si lo único que hacéis sois encuentros furtivos y sin testigos no sabes cómo se relaciona con los demás, si es una persona amable, si es comunicativo, si es respetuoso. No conoces sus costumbres, sus manías, ni sus reacciones en los asuntos cotidianos. ¿No le estarás idealizando?

+ Si no te marcas un plazo para que regularice su situación sentimental, él va a mantener la situación todo lo que pueda. Y ya ves que acabarás muy desgastada emocional y psicológicamente. Será mejor que pongas fecha límite, háblalo con él. Pero marca el fin de este amor prohibido.

+ ¿Sabes lo que te está impidiendo hacer esta relación con un hombre casado? Decidir. Y tu capacidad de decisión no la puedes dejar en manos de nadie. Una cosa es empatizar con su situación y darle un tiempo, pero no dejes que él decida tu futuro sentimental. Toma las riendas y decide tú cómo quieres vivir el amor.

¿Tiene futuro tu relación con un hombre casado?

Pasemos a hacer las predicciones de futuro, si quieres. En la mayoría de los casos, el hombre casado intentará mantener esta triangulación amorosa todo el tiempo que pueda. La estabilidad, la seguridad y la comodidad que le aporta su esposa es un tesoro al que añade el punto de pasión y aventura que le aportas tú. ¡Qué loco renunciaría a tenerlo todo!

Cada situación es única y por eso el futuro de vuestra relación es imprevisible. Pero para adivinar tu futuro no tienes que mirar en una bola de cristal. Observa tu presente, observa tu día a día y lo que tienes con ese hombre, porque eso mismo es lo que vas a tener en tu futuro. ¿Quieres mantener esta situación de por vida o hasta que algo salte por los aires?

¿Cuánto tiempo llevas con ese hombre casado?, ¿ha cambiado en algo en este tiempo? Lo peor no es que esté casado, lo peor es que no puedes confiar en él porque es evidente que es capaz de engañar para conseguir su bienestar. El suyo, que de tu bienestar seguro que aún no habéis hablado.

Y en cualquier caso, este amor a medias, ¿te compensa?, ¿acaso no te mereces a una persona que apueste por ti al cien por cien?

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer si estás enamorada de un hombre casado: ¿relación con futuro?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.