Carta de amor a un desconocido: reconoce el flechazo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo hacer una carta de amor a un desconocido

Muchas historias de amor comienzan con un flechazo. Es cierto que a veces los flechazos se quedan en eso, en un amor unilateral porque la persona objeto de tus sentimientos ni siquiera se entera. Al fin y al cabo puede tratarse de un desconocido al que no tienes acceso y al que no vas a volver a ver.

También son frecuentes esos flechazos con hombres desconocidos a los que nos encontramos cada día en el metro, en el tren o en la cafetería. Hombres que no podemos apartar de nuestros pensamientos pero a los que no conocemos.

Para que ese flechazo no se quede en una fantasía en la que solo participemos nosotras, hemos pensado en escribir a ese desconocido una carta de amor. Si tenemos oportunidad de entregársela, tal vez podamos convertirlo en una historia de amor real. Sigue nuestro ejemplo de carta de amor a un desconocido.

Ejemplo de carta de amor a un desconocido

Hola, mi sueño:

Tal vez te sorprenda recibir esta carta de amor o tal vez ya sospechabas que eras el objeto de mis deseos. Tal vez no sepas quién te escribe esta carta o tal vez notas mis miradas cada mañana cuando te subes al tren; siempre en el mismo vagón. Y a veces creo que por fuerza tienes que notar mis deseos.

Pero no lo puedo evitar. Desde ese primer día que noté tu presencia en el tren no puedo dejar de pensar en ti. Eres mi compañero nocturno en mis sueños y durante el día fantaseo con mil formas de llegar a ti, de acercarme y empezar una conversación que nos lleve a algo más. Y es que tengo la seguridad de que vas a ser una persona importante en mi vida.

No temas; no soy ninguna loca, aunque a veces yo misma dudo de mi equilibrio cuando me sorprendo pensando en ti a cada momento. Puedes estar tranquilo, porque no te voy a perseguir, ni te voy a acosar, tan solo quiero hacerte llegar esta carta para liberarme del peso de este flechazo.

Lo que ocurra después, lo aceptaré como venga. Puede que no te interese, puede que estés casado, puede que no te guste o que no quieras tener nada con una desconocida. Pero mi corazón, que es lo único que me funciona en estos momentos me dice que pronto dejarás de ser un desconocido.

Te espero.