Carta de amor a un niño: descubriendo el amor pleno

Bonita misiva dedicada al amor de un niño

Laura Sánchez

Carta de amor a un niño

Pocas cosas hay en la vida tan grandes como el amor. Un amor que se puede sentir por una pareja, por un amigo o por un familiar; un amor que puede vivirse de mil maneras pero que cambia por completo cuando se trata de un niño. Porque los niños no solo aprenden, también nos enseñan muchas cosas, como lo que es amar de verdad. Por descubrirnos el amor pleno, nuestro hijo también se merece una de nuestras cartas de amor.

Ejemplo de carta de amor a un niño

Hola mi niño:

Te escribo esta carta de amor para que la guardes siempre en un cajón con los recuerdos más bonitos. Quiero que algún día seas consciente de la importancia que tienes para mí, porque eres producto del amor. Del amor por la vida. Y es que llegaste en el momento más oportuno, en el mejor momento de mi vida para llenarme de felicidad.

Durante muchos años viví sin ti, ni siquiera pensaba en ti. Luego empecé a imaginarte, cómo serías, cómo cambiarias mi vida y me preguntaba si iba a ser capaz de afrontar tanto amor. Las dudas hicieron que retrasara un tiempo tu llegada, pero en cuanto te vi, supe que todo iba a salir bien. Y la verdad es que ha salido mucho mejor de lo que esperaba.

Porque no esperaba que pudieras enseñarme tantas cosas. Sabía que iba a quererte más que a nadie, eso me habían dicho. Pero no me imaginaba hasta qué punto me sentiría conectada a otra persona en este mundo. Es por ti por quien me siento ligada al mundo y es gracias a ti que he comprendido el verdadero significado del amor. Antes de que llegaras vivía un amor que ahora me parece tan pobre.

Y es que eres la encarnación del amor verdadero. Solo he comprendido lo que es amar plenamente cuando te he tenido entre mis brazos, cuando me das tu manita para empezar a caminar y cuando me miras en busca de respuestas. Pero yo no tengo las respuestas, mi niño, las respuestas las tienes tú.

Te quiero.