Carta de amor para decir basta: porque el amor no es un juego

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 Cómo hacer una carta de amor para decir basta

Mucha gente se toma el amor como un juego y no lo es. Mucha más gente se lo toma como un juego bélico en el que tiene que perder uno para que gane el otro.

Así nos encontramos con esas relaciones en donde reinan los malentendidos más que las discusiones, donde el rencor vence a la comunicación y al diálogo.

Jugar con el amor es garantía segura de sufrimiento. Así que en algún momento alguien tiene que decir basta. Y lo hemos hecho nosotras, hemos dicho basta en una carta de amor, para frenar tanta incongruencia, tanta incomprensión. Ni contigo ni sin ti puede ser una forma de vida apasionante pero no es lo más adecuado para garantizar nuestra seguridad emocional.

Basta de tonterías en una relación de pareja, basta de echar en cara cosas cuando ya ha pasado mucho tiempo, basta de reaccionar como niños cuando algo no nos gusta. Una pareja no puede tener éxito si no hay sinceridad, si no hay implicación y si no hay entrega. Pero cuidado, porque hay que elegir bien a quién nos entregamos.

Ejemplo de carta de amor para decir basta

Hola, corazón:

Llevo un tiempo dándole vueltas y hasta hoy no he encontrado la forma de decírtelo. Espero que esta carta sirva para que entiendas lo que me pasa, lo que nos pasa. Hoy quiero decirte que ya basta, que no doy más, que no puedo seguir de esta manera. Así que si no quieres que esta carta sea una carta de despedida, presta atención a lo que quiero frenar.

Basta ya de excusas estúpidas para no hablar de los problemas; basta de hacerte el loco como si no pasara nada; basta de esconder la cabeza o de barrer los malentendidos, porque no quiero rencores bajo la alfombra; basta de ambigüedades; o me quieres o no me quieres; o luchamos juntos o nos decimos adiós. Pero sobre todo, basta de jugar como dos estúpidos a hacernos daño.

Hoy te digo basta. Porque no quiero más idas y venidas, no quiero enfados, ni malas caras, ni reproches. No quiero que te vayas, que desaparezcas y luego vuelvas sin decir nada. Basta ya. Si te vas, no quiero que vuelvas. Con este basta me libero de ti, me libro de tus cadenas, porque no voy a soportarlo más.

Disculpa si estoy siendo dura en esta carta, pero quiero dejar las cosas claras. Quiero que sepas que te quiero y que apuesto por nuestra relación. Pero no a toda costa. No voy a apostar por una historia de amor que me haga daño, que me haga insegura, como tampoco voy a apostar por un amor que no me valore. Por eso te digo basta.

Basta ya.

Puedes leer más artículos similares a Carta de amor para decir basta: porque el amor no es un juego, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.