Ideas originales para entregar una carta de amor

Consigue multiplicar la magia del amor siendo original

Tamara Sánchez

Ideas originales para entregar una carta de amor

En muchas ocasiones, hablar no es suficiente para expresar todos nuestros sentimientos hacia la persona a la que amamos. Es en ese momento en el que recurrimos a nuestras queridas cartas de amor. Aunque es cierto que actualmente la mayoría de las personas envían sus mensajes de amor a través de las redes sociales o del correo electrónico, las cartas de amor tradicionales siguen siendo un detalle precioso que se puede conservar y volver a leer a lo largo del tiempo. Y si además de escribir en un papel unas bonitas palabras para tu pareja, se las haces llegar de una manera especial, ¡no podrá olvidarlo en la vida! Por eso, hemos querido recopilar para ti estas ideas originales para entregar una carta de amor. ¡Elige la que más te guste y triunfa!

Ideas originales para entregar una carta de amor

+ El juego de las pistas: Una de las formas más divertidas de entregar una carta de amor es organizar una ‘búsqueda del tesoro’. La idea consiste en que tu pareja vaya encontrando poco a poco pistas que, a su vez, le lleven a otras nuevas pistas hasta que, al final del juego, descubra tu carta. Puedes utilizar post-it o papeles recortados en forma de corazón para esconder las pistas y aprovechar cada una de ellas para dejaros llevar por el romanticismo. Por ejemplo, puedes escribir: “Pista 3: Para saber dónde se encuentra la siguiente pista debes recordar el momento en que nos dimos el primer beso y explicar qué sentiste (y ya de paso lo repetís)”. También puedes emplear motivos piratas y que la carta se encuentre dentro de un cofre o, si lo quieres complicar aún más, puedes hacer un juego por la ciudad o por un parque utilizando un mapa del tesoro. Lo importante es dejar volar tu imaginación y pasar un rato muy especial y mágico.

+ El mensaje secreto: Si a tu pareja y a ti os gusta el misterio, puedes utilizar el método del ‘mensaje oculto’ para entregar tu carta. Solo tendrás que usar tinta invisible para escribirla. ¿Cómo conseguir la tinta invisible? ¡Muy fácil! En tu propia casa, extrae en un recipiente el jugo de un limón, moja un pincel en él y escribe sobre un folio la carta de amor más bonita y sincera que hayas escrito jamás. Después tu novio podrá leerla pasando calor por debajo de la hoja con una vela o un mechero. ¡Alucinará!

+ Compínchate con un camarero: Lleva a tu chico a cenar a algún restaurante romántico. Antes de ir, llámales y diles que te gustaría que te ayudaran a preparar una sorpresa. Llévales la carta de amor que hayas escrito y pídele al camarero que la traiga en los postres junto con unas velas, una botella de champán o algún otro regalito. Si además ponen algo de música, tu pareja atraerá todo el protagonismo y todos los comensales aplaudirán cuando vean el momentazo tan especial que has organizado. ¡Será inolvidable!

+ Rompecabezas de amor: Una idea preciosa para sorprender a tu novio es enviarle una carta de amor a través de un puzzle. Compra uno blanco o de madera sobre el que se pueda escribir y, antes de regalárselo a la persona que quieres, móntalo y escribe en él tu mensaje especial. Después solo tendrás que deshacerlo, guardarlo en una caja y entregárselo al amor de tu vida. Cuando el afortunado haga el puzzle, descubrirá las palabras tan bonitas que le has dedicado.

+ Escondite infalible: Una táctica muy muy sencilla, pero no por ello menos sorprendente, es dejar tu carta de amor escondida en algún sitio que sepas que tu novio va a mirar seguro. Puede ser un libro, una revista, el periódico o dentro del ordenador portátil. ¡Cuando la descubra, no podrá quitarse la sonrisa de la cara en todo el día!

+ Carta dentro de un huevo: Esto te parecerá imposible, pero no lo es. ¡Solo necesitas un poco de paciencia! Con un alfiler (si es de corbata, mejor) y un golpe certero (tampoco te pases) haz un agujerito en un huevo. Después, es cuestión de hacer movimientos circulares para ir ensanchándolo y sacar poco a poco la yema y la clara. Una vez vacío, escribe en un papel tu carta de amor, enróllala muy bien y métela despacito dentro del huevo. No olvides que tiene que ser una carta de amor corta para que quepa dentro del huevo. ¡Tu novio no se lo podrá creer cuando lo vea! Si quieres algo más sencillo, también puedes hacer lo mismo metiendo tu carta dentro de un globo. Después hínchalo y dile a tu pareja que lo explote. Y… ¡TA CHÁN! ¡Se encontrará la sorpresa dentro! ¡La emoción está asegurada!