Cita a ciegas: de qué hablar para arrasar en tu primer encuentro

Temas de conversación que nunca fallan en una first date

Napoleón Fernandez

Las nuevas tecnologías han aumentado el número de citas a ciegas, esas first dates en las que por fin le pones cara a esa identidad virtual con la que parece, hasta la fecha, que muestras bastante compatibilidad y complicidad. La gran prueba de fuego se acerca: traspasar la barrera del ordenador y del móvil, notar su respiración, observar cómo son sus ojos y, sobre todo, sentir, porque al final el amor es cuestión de feeling. En ese momento crucial para ambos, los temas de conversación son fundamentales para romper el hielo. ¿De qué hablar para arrasar en una primera cita con un "desconocido? ¡Te damos algunas ideas! 

3 Reglas básicas antes de una primera cita 

Antes de entrar en materia sobre los temas de conversación que protagonizarán esa primera cita es importante que fijes unas normas básicas para empezar con buen pie. ¿Sabes a qué nos referimos?

1 Quedad en un sitio público

Aunque conoces a esa persona porque habéis tenido muchas charlas a través de whatsapp, facebook, twitter o instagram, para ti es todavía un desconocido, por eso te recomendamos que os veáis en un sitio público y que avises a alguna amiga de tus planes. No queremos ser alarmistas, pero ante cualquier contratiempo es mejor estar prevenidas. 

2 Busca una hora relajada para ti 

Una primera cita a ciegas necesita de un ambiente relajado y sin tensiones. ¿Qué tal después de salir del trabajo a media tarde? Y si la cosa va bien podéis alargaros hasta la cena. 

3 No te crees expectativas

Bien sea porque "le conoces" por unos cuántos mensajes que os habéis intercambiado o porque alguien te ha organizado el encuentro y te ha hablado maravillas de esa persona, ¡no lances las campanas al vuelo! Puede que estés ante tu príncipe azul, pero también que la magia se desvanezca antes de tiempo y te encuentres con un sapo. 

Divertidos y originales temas de conversación para tu first date

 Temas de conversación que nunca fallan en una first date

Mantener una buena conversación es básico para que tu cita se quede con ganas de más y te proponga quedar de nuevo. Los temas que debes sacar y evitar ya te los conoces de sobra. Sí a materias relacionadas con los hobbies como viajes, restaurantes, deportes, libros o música y completamente prohibidos aquellos que puedan distanciaros en lugar de uniros, como política, familia y, sobre todo, pasadas relaciones amorosas. Lo importante no es el qué sino el cómo: cómo hablar, cómo comportarme, cómo reaccionar... ¡Atenta a los siguientes tips!  

+ Siempre positiva

Empezar con buen pie depende mucho de la actitud que ambos tengáis. Y es que siempre se está mucho más receptivo cuando alguien te cuenta algo positivo y te transmite buenas vibraciones que cuando es una queja constante. Crea una buena sintonía hablando de temas alegres y positivos. ¡La vida son dos días y hay que disfrutarla al máximo! 

+ Tu momento, su momento 

No consiste en hablar por hablar para evitar los tan temidos silencios incómodos. Se trata de crear una comunicación bidireccional en la que ambas partes aportéis. Con esto no queremos decirte que saques el cronómetro y que cada uno tenga un tiempo limitado para lanzar su speech, ¡para nada! Más bien hablamos de que sea una conversación equilibrada. Si solo hablas tú, aburrirás hasta a las flores del centro de mesa. 

+ Alíate con las preguntas 

En el caso de que tú empieces a hablar y a la otra persona le cueste arrancarse, tienes dos opciones: recurrir al comodín del público o lanzar una pregunta. Consideramos la segunda propuesta como más adecuada, así que no está de más llevarse algunas cuestiones preparadas en la recámara por si necesitas tirar de ellas. Algo del tipo: "¿Qué haces habitualmente los fines de semana?", "¿Dónde te gusta pasar los veranos?" o "¿Te gustan los animales? ". 

Y ahora... ¿de qué hablar en la segunda cita? 

Una vez que han pasado los nervios de la primera cita, has conseguido romper el hielo y ya conoces un poco más a esa persona, aparecen los nervios ante la segunda cita. ¿Habéis quedado en volver a veros? ¿Te ha escrito algún whatsapp después de vuestro primer encuentro? ¡La cosa pinta bien! Pero las mariposas en el estómago están ahí, porque de todos es sabido que la segunda cita es la decisiva para saber si lo vuestro se puede convertir en algo más que unas simples quedadas esporádicas. Aquí van algunos consejos ante este momento clave: 

+ ¡No te lances! Aunque vuestra primera cena juntos fuese un éxito y el principio de esta también, existe un tema que ni siquiera en este  instante de emoción y exaltación debes sacar: los exs. Puede ser un corta rollos y, sobre todo, un cambio de rumbo para la relación. 

+ En la primera cita él estaba tan nervioso o más que tú, así que seguramente no prestó atención a detalles como tu manera de mover las manos, de cruzar las piernas, de coger los cubiertos... El lenguaje corporal que habla de tu confianza en ti misma y de tu autoestima. En esta ocasión, tu acompañante estaré atento a esos gestos. Ve segura, con la cabeza bien alta y... ¡triunfarás! 

+ Muestra interés por algún tema personal que te mencionó en la anterior quedada. Alucinará cuando le preguntes por ese asunto laboral que te tenía un poco agobiado o por la salud de su mascota. Y, lo mejor, se sentirá que lo que es importante para él también lo es para ti.  

+ En cuanto a la vestimenta a elegir, no hay que descuidar el look pero tampoco pasarse. Aquí puedes reducir el maquillaje, buscar un peinado más casual y decantarte por unos vaqueros con algún top sencillo. ¡Busca siempre la comodidad! 

+ Si en la primera cita no hubo contacto físico (dígase beso apasionado o sexo), ahora puede ser un buen momento. Según cómo se desarrolle la misma, podría ser al principio, en el medio o dejarlo como colofón final a una tarde-noche inolvidable.