El verdadero significado de San Valentín: su apasionante historia

Curiosidades y otros datos sobre por qué celebramos el 14 de febrero

Sandra Llorente

Cada 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, jornada acompañada de símbolos como los corazones, las rosas o la imagen de Cupido, un adorable ángel que lanza flechas de amor. Todos conocemos el Día de los Enamorados, pero ¿realmente sabemos cuál es la historia detrás de la festividad del amor? En Diario Femenino te contamos el verdadero significado de San Valentín. ¿Te animas a conocer su apasionante historia? ¡Vamos allá!

¿Quién era San Valentín?

Aunque hay dudas sobre quién fue el mártir católico, la leyenda más extendida es la de San Valentín de Roma, un sacerdote cristiano que casaba secretamente a soldados con doncellas en las cárceles romanas en tiempos del emperador Claudio II (268-270 d.C), ya que este había prohibido el cristianismo en todo el imperio.

San Valentín fue mandado decapitar el 14 de febrero por su ofensa y mientras estaba esperando en la celda de prisión se dio cuenta de que la hija del juez era ciega, por lo que rezó para que Dios la ayudara a ver. Un momento antes de su decapitación, San Valentín le dio a la joven un papel con algo escrito para que lo pudiera leer y esta se dio cuenta de que efectivamente ya podía ver. A pesar de este milagro, el sacerdote fue decapitado, convirtiéndose en un mártir. Cuenta la leyenda que la joven sembró en su tumba un rosal que florecía cada 14 de febrero

La fiesta de San Valentín comenzó a celebrarse como fiesta católica por primera vez en el año 498, fue declarada por el papa Gelasio I. Durante siglos, cada 14 de febrero, se celebró esta festividad como una celebración católica de representación del amor, hasta que en el Concilio Vaticano II de 1960 se reorganizó el santoral eliminándola del mismo. La razón es que nunca se ha podido constatar el verdadero origen del santo. A pesar de ello, la fiesta ha seguido siendo popular, celebrándose en todo el mundo. Un dato curioso es que el santo sigue siendo venerado por la iglesia ortodoxa, la anglicana y la luterana. 

Origen de la fiesta de San Valentín: significado del 14 de febrero

Como muchas festividades católicas, el día de San Valentín se instauró con el propósito de sustituir las festividades lupercales romanas, celebraciones paganas por la fertilidad, en las que tradicionalmente se hacían ritos por Rómulo y Remo, en los que jóvenes hombres se desnudaban, sacrificaban cabras y golpeaban con su piel a jóvenes mujeres simbolizando purificación y fertilidad. El papá Gelasio I quería suprimir por completo estas celebraciones, por lo que buscó en la figura de san Valentín la representación del amor entre humanos. Poco a poco, el día de San Valentín fue tomando popularidad y las fiestas lupercales fueron desvaneciéndose.

¿Y qué pasa con Cupido? Todos relacionamos el día de San Valentín con Cupido, ese niño ángel con flechas que es la representación del amor. Como la celebración del día de San Valentín se instauró en el Imperio Romano, es natural que la mitología romana se entremezclara con las nuevas tradiciones cristianas, perpetuando sus simbolismos. Es el caso de Cupido, el Dios romano del deseo amoroso. Hijo de Venus, la diosa del amor y la fertilidad, y Marte, el dios de la guerra, Cupido representa la pasión y el deseo, aunque otras versiones relacionan a Júpiter como el padre.

La mitología cuenta que Venus tuvo que mantener a salvo de su padre a Cupido, criándolo en el interior del bosque, amamantado por fieras que solo eran mansas con él y criado por amazonas. El pequeño Cupido fabricó un arco con madera de fresno y flechas de madera de ciprés, convirtiéndose este en su arma y su poder. Más tarde, Venus le regaló un arco de oro y flechas con dos características muy peculiares que convertirían a Cupido en el símbolo del deseo y el amor: las flechas con punta de oro tenían el poder de conceder el amor, y las que tenían punta de plomo, sembraban el olvido y la ingratitud en el corazón. Cupido siempre fue la representación del amor caprichoso, que se desvanece fácilmente, por ello se representaba siempre como un niño con los ojos vendados, ciego al amor.

La leyenda cuenta que incluso Venus se preocupaba de que su hijo no creciera. Pero al nacer su otro hijo, Anteros, Dios del amor correspondido y la pasión, Venus comprendió Cupido representaba. Curiosamente, cuando Cupido se unía a su hermano, este se convertía en un joven parecido, con vista y cuerpo hermoso, pero en cuanto se separaba de él volvía a convertirse en un pequeño con alas con los ojos vendados. En otras palabras, Cupido es la representación de ese tipo de amor que no siempre es el más sano para los humanos, el caprichoso, infantil y fugaz, por el que el corazón se rompe de la misma manera que se recompone. En otras palabras, un flechazo.

¿Y tú? ¿Conocías el verdadero significado de San Valentín? ¿Qué te ha parecido la historia del 14 de febrero? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a El verdadero significado de San Valentín: su apasionante historia, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.