Leyenda de San Valentín: curiosa explicación del Día de los Enamorados

La versión más popular que explica el origen del 14 de febrero

Azucena Zarzuela

¿Estás enamorada? El próximo 14 de febrero volvemos a celebrar el Día de San Valentín, nada más y nada menos que el Día de los Enamorados. Ya suena en mi cabeza 'All you need is love' mientras ando preparando la sorpresa especial para mi agasajado. Sí, lo confieso, esta vez toca sacar mi parte más moña y romántica. ¡Qué le vamos a hacer! Desde hace unos días estoy en 'modo amor', mezclando la leyenda, la pasión y el consumo.

Pero, ¿por qué el 14 de febrero y no cualquier otro día del calendario? Bueno, vaya por delante, que el amor hay que celebrarlo y cuidarlo todos los días, pero no está de más que haya un día señalado para festejarlo. Cualquier excusa es buena para una fiesta. Sin embargo, la respuesta de por qué San Valentín es el patrón de los enamorados la encontramos en los documentos históricos y en las leyendas que la tradición oral sigue transmitiendo de generación en generación. Cada región ha adaptado la narración a su propio folclore por lo que es difícil quedarse con una sola versión. Aquí vais a encontrar la leyenda de San Valentín más popularizada y universalizada. ¿Preparados? ¡Vamos allá con la explicación del Día de los Enamorados

¿Quién fue San Valentín? El amor detrás de una leyenda

La Roma Imperial del siglo III d. C. es el escenario de nuestra leyenda. Allí vivió Valentín, un presbítero romano muy virtuoso según los testigos que le trataron. Su sabiduría fue tan popular que se ganó el respeto tanto de paganos como de cristianos de la época. Y como si de un 'influencer' de hoy en día se tratara, fue llamado por el emperador Claudio II para conocerle en persona. La ocasión no era para dejarla escapar. Nuestro protagonista planteó en la cita el asunto de los cristianos, quienes eran perseguidos por su fe.

El discurso fue tan apasionado y argumentado que el emperador pronto le perdió la estima y para alzarse vencedor de la disputa recurrió a la fuerza que le otorgaba su poder. Primero le ofreció que renegara y renunciara a su fe. Pero Valentín se mostró firme y no quiso abandonar su religión. Fue así como acabó condenado a la pena capital. Murió después de padecer no pocos tormentos y atrocidades, pero fiel a su Dios. Hasta aquí los hechos históricos documentados.

Por qué el 14 de febrero se celebra el Día de los Enamorados 

Pero aquí, ¿dónde está el romanticismo? Bien, tenemos también la respuesta. Bajo el gobierno de Claudio II los soldados no podían casarse porque se suponía que debían estar concentrados en la batalla y no distraídos con suspiros de enamorados. Y ya se sabe, el amor no entiende de profesiones y los pobres soldados también caían abatidos con las fechas de Cupido. La situación era muy injusta para los combatientes.

Nuestro valiente Valentín decidió casar a estos con sus enamoradas en secreto para que las autoridades romanas no dejaran caer sobre ellos el peso de la ley. Y, aún sin redes sociales, la fama de Valentín pronto se dio a conocer. El boca oreja le convirtió en el protector y defensor de los enamorados.

Los espías del emperador acabaron por descubrir la actividad secreta de Valentín y fue ajusticiado. Asterius, lugarteniente del gobernador de Roma, fue la mano justiciera. Para humillarle y burlarse de la fe cristiana, le pidió a Valentín que le devolviera la vista a su hija ciega. Cuenta la leyenda, que Dios obró el milagro tras Valentín aceptar el reto. Aunque Asterius cayó rendido bajo la fe de Valentín, este no consiguió evitar ser condenado a muerte. Durante el proceso, Valentín había conocido personalmente a la hija de Asterius y se había enamorado de ella. La noche antes a su ejecución, nuestro protagonista le envió una carta a su joven amada para declararle su amor y la rubricó con un "de tu Valentín". Al día siguiente, 14 de febrero, Valentín fue ejecutado.

Al margen de la leyenda o la veracidad de los hechos relatados, Valentín se ha convertido para la Iglesia Católica en el protector de los enamorados y en el defensor del amor honesto. Por ello, la tradición nos invita a celebrar esta fecha con poemas, cartas de amor y regalos desde el siglo XIX. Poco a poco esta festividad se ha ido extendiendo por toda Europa hasta que en el siglo XX llegó a América, quien impuso y añadió su tradicional consumismo.

¿Y tú? ¿Conocías el origen de San Valentín? ¿Qué te ha parecido este relato sobre el 14 de febrero? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Leyenda de San Valentín: curiosa explicación del Día de los Enamorados, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.