Historia de amor en el colegio: la niña que siempre buscó el amor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Violeta siempre creyó en el amor. A sus treinta y tantos se sentía decepcionada tras su último fracaso sentimental, pero no perdía la esperanza de encontrar a su príncipe azul. Porque desde pequeña le habían contado historias de amor de príncipes y princesas que se amaban para siempre y, además, tenía el ejemplo de sus padres que ser querían con locura.

Ella llevaba buscando el amor desde que tenía uso de razón y, sin embargo, su historial sentimental era demasiado extenso en nombres y hombres y demasiado escaso en éxitos. Cada vez que rompía una relación, Violeta recordaba a quien creía que era su verdadero amor. Y así, evocando a su amor del colegio, el dolor de la ruptura se aliviaba entre sueños y recuerdos.

Recordar el amor del colegio

Debía tener unos 10 años cuando Violeta se dio cuenta de que era diferente a los demás niños y niñas de su clase. Siempre dibujando corazones, siempre indagando en la mirada de los niños un atisbo de algo más. Pero eran niños y los niños con 10 años no están demasiado interesados en los sentimientos de compañeras. Así, Violeta recibía a menudo las burlas del resto de la clase por andar siempre con la mirada perdida en algún sueño de amor.

Un buen día se le acercó un niño de su clase, Pablo. Violeta pensó que vendría a burlarse de ella, pero no fue así. Pablo cogió su mano y le dejó un papel doblado en lo que a Violeta le pareció una infinidad de pedazos. Nunca iba a conseguir desdoblar el papel, porque antes el corazón se le saldría del pecho. Cuando consiguió llegar al final, Violeta vio un corazón dibujado y una flor. Y también el nombre del parque del barrio y una hora escrita.

Era una cita para aquella misma tarde. Una cita de amor con uno de los niños más populares del colegio. Violeta contó a sus padres su proyecto de historia de amor y éstos le advirtieron que fuera con cuidado, porque con 10 años aún le quedaban muchas experiencias en el amor. Pero Violeta acudió al parque convencida de que Pablo era el amor de su vida. Tan convencida como seguía más de 20 años después.

Problemas de amor en la infancia

En el parque ocurrió. Pablo y Violeta se sentaron juntos en un banco y, efectivamente Pablo le entregó una flor. Pero no así su corazón. El primer beso torpe selló lo que iba a ser una relación secreta porque Pablo no quería que los demás niños de su clase se enteraran de su debilidad. Y Violeta aceptó aquel acuerdo de amor secreto porque su necesidad de amor era más grande que la de reconocimiento.

Y los dos niños empezaron a salir juntos, se hicieron novios con 10 años, pero novios secretos. Una relación que se mantuvo durante todo ese curso escolar y durante el siguiente también hasta que unas largas vacaciones de verano le robaron a Pablo el interés por Violeta. En todo caso, Violeta fue tan feliz con aquellos inocentes besos robados bajo los árboles del parque que no pudo olvidar a Pablo. Y tampoco pudo olvidar cómo se inició su vida sentimental, con un secreto, algo que marcaría para siempre sus relaciones de pareja. Tal vez había llegado el momento de crecer.

Puedes leer más artículos similares a Historia de amor en el colegio: la niña que siempre buscó el amor, en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.