Juegos picantes de San Valentín para seducir en pareja

San Valentín es la excusa perfecta para disfrutar de un maratón sexual

Sandra Llorente

Preparar unos juegos picantes de San Valentín para el final del Día de los Enamorados es el colofón final a un maravilloso día romántico con deliciosa comida, bombones, flores, velas y regalos. Este San Valentín disfrutad en pareja una noche de sexo inolvidable en la que la confianza, la diversión y el placer estén garantizados con algunos juegos eróticos que os acercarán mucho más como pareja. 

Juegos eróticos el Día de los Enamorados: cómo proponerlos

Si sois una pareja que disfrutáis a menudo de juegos picantes en la cama, no os costará mucho entrar en clímax en San Valentín, es posible que incluso os paséis una semana o dos antes hablando de ello y preparando los juegos. Sin embargo, hay parejas que no se sienten tan cómodos con este tipo de juegos, muchas veces por vergüenza e incluso por miedo al rechazo del otro al proponérselo.

Antes de comenzar un juego erótico es importante que ambos miembros de la pareja estén totalmente de acuerdo en jugar. Cualquier juego sexual, así como cualquier acto sexual, debe ser consentido por ambos miembros de la pareja. Ambos deben sentirse cómodos de hacerlo, desear hacerlo y tener la suficiente confianza como para parar si no se lo están pasando tan bien. Por ello, si eres quien se lo propone a su pareja es importante que siempre le hagas sentir cómoda y dejarle claro que el sexo es cosa de dos. Si tu pareja no desea jugar, no debes juzgarla o pedirle explicaciones, es su derecho y debes respetarla.

Una vez teniendo claro esto, también es importante que no fuerces la situación. Si tienes preparados algunos juegos eróticos para el día de San Valentín, no se los propongas de sopetón, entrad en clímax primero e id poco a poco, lo importante es divertiros y sentirnos a gusto, a la vez que ambos obtenéis placer. Recuerda que tenéis toda la noche para jugar y disfrutar. 

Juegos picantes para disfrutar en San Valentín 

Ahora sí, vamos con algunas ideas de juegos eróticos que podéis disfrutar en San Valentín, a la luz de las velas, con buena música y en una atmósfera de intimidad. Por supuesto, la imaginación es tu mejor aliada, así que solo se trata de inspiraros un poco, después lo mejor es dejarse llevar por el juego.

1 Juego de disfraces

Propón a tu pareja un juego de roles, con disfraces que podrían hacer que el clímax suba. Lo ideal es que ambos miembros de la pareja se disfracen de personajes con los que poder comenzar a jugar, por ejemplo, de policía y ladrón, de médico y paciente... no importa quién hace el rol de quien, incluso podéis intercambiarlo para experimentar cómo os sentís en el seco con ciertos roles.

2 Venda en los ojos 

Es un juego erótico muy sensorial que ayuda a mejorar la confianza en la pareja durante el sexo. Si nunca lo habéis probado, la recomendación es que ambos juguéis a la vez, con los ojos tapados (o cerrados), de manera que tengáis que confiar en otros sentidos diferentes a la vista, como el tacto o el olfato. Después podéis probar a que sea uno solo el que tenga los ojos tapados, con incluso si os apetece y es lo que deseáis ya que os gusta podéis ataros para aumentar el placer (siempre y cuando sea lo que os de placer).

3 Dados eróticos

En las tiendas eróticas hay infinidad de juegos para pasarlo bien un buen rato y entrar en clímax. Por ejemplo, los dados eróticos son muy buenos para los juegos preliminares del sexo. Cada turno un miembro de la pareja tira los dados y tendrá que hacer a su pareja lo que el dado sugiere. Algunos dados eróticos son para preliminaries y otros de posturas sexuales, lo que también gusta a muchas parejas.

4 Masaje erótico 

No hay nada como un masaje erótico para entrar en calor antes del acto sexual o incluso entre uno y otro acto si la noche de San Valentín está yendo muy bien. Busca un aceite con un olor picante, como canela o pachuli. Es importante que sea un aceite especial para las zonas íntimas del cuerpo, de manera que no lo irrite. También tienes que tener en cuenta si es compatible con preservativo, en el caso de que lo vayáis a usar, ya que algunos aceites pueden ser abrasivos. Lo ideal es que lo compres en una tienda especializada para asegurarte de que es el aceite de masaje erótico adecuado. Si nunca antes has dado un masaje erótico, puedes buscar algunos vídeos o artículos de cómo hacerlo, es más, podéis verlo juntos para ir haciéndoos el masaje paso a paso, mientras os excitáis con un video erótico, ¿por qué no?

¿Qué te parecen estos juegos picantes para San Valentín? ¿Se te ocurre alguno más? 

Puedes leer más artículos similares a Juegos picantes de San Valentín para seducir en pareja, en la categoría de Sexualidad en Diario Femenino.