Juegos picantes de San Valentín para seducir en pareja

San Valentín es la excusa perfecta para disfrutar de un maratón sexual

María José Roldán Prieto

Juegos picantes de San Valentín para seducir en pareja

No importa cuántos años lleves con tu pareja; el amor y la seducción es algo que nunca muere. ¿Qué mejor regalo para el 14 de febrero que un buen maratón sexual? Hay muchos juegos picantes de San Valentín para seducir en pareja con los que consiguiréis disfrutar como nunca. Seguro que os viene bien salir un poco de la rutina del día a día y pasar un buen rato juntos en la cama (o en el sofá, en la encimera, sobre la lavadora, en la bañera...) ¡Toma nota! 

Juegos de seducción para San Valentín

+ ¿Qué alimento es?

¿Conoces el juego de 'qué alimento es'? Es ideal para empezar a calentar el ambiente. El único requisito es ir al supermercado antes, porque necesitarás alimentos sensuales y placenteros como: fresas, chocolate, gominolas, etc. El juego consiste en tapar los ojos con una venda a tu chico, deberá tener las manos quietas y tú le pasarás con tu boca un alimento que tendrá que adivinar qué es. Pero antes de dárselo puedes pasar la pieza rozando por todo su cuerpo… ¡subirá la temperatura!

Ideas de juegos picantes de San Valentín

+ ¿Sabes todo sobre mi?

Este juego consiste en saber si tu pareja te conoce realmente. El juego original consiste en hacer una lista de preguntas al azar para que tu pareja conteste en una hoja de papel. Podéis empezar por lo típico como 'cuál es mi canción favorita', pero se trata de ir poco a poco haciendo el juego más picante. Para ello, podéis hacer preguntas algo más íntimas y de connotación sexual. Cada uno escribirá las respuestas en un papel e intentará adivinar lo que la pareja ha escrito.

Juegos de seducción para San Valentín

+ A ciegas

Este juego es para hacerlo en grupo, por lo que es ideal si tenéis pensado celebrar el día de San Valentín con otras parejas. Este juego consiste en vendar los ojos a todos los participantes que deben estar sentados a cierta distancia. Entonces, sin que nadie diga nada, tendrán que encontrarse las parejas. La primera pareja que se encuentre, gana.

+ Yo nunca

Si os gustan los chupitos este es un buen juego. El juego consiste en decir 'Yo nunca…' y a continuación decir algo que nunca has hecho. Si la otra persona sí lo ha hecho deberá beberse un chupito. Pierde (o gana, según la intención que queráis darle al juego) quien más chupitos haya bebido al final del juego. Para hacerlo más interesante es bueno hacer afirmaciones íntimas o sexuales.