5 cosas que te juraste a ti misma que no harías en pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Igual que tienes una idea distorsionada de lo que en realidad puedes esperar del hombre de tu vida, también la tienes de las relaciones de pareja. Hace tiempo, observando a las parejas de tu alrededor te juraste que no ibas a ser como ellas y ahora te descubres pareciéndote peligrosamente. Estas son algunas cosas que te juraste a ti misma que no harías en pareja y que ahora estás haciendo.

La que cosas que no harías en pareja pero sí haces

Esta técnica del ‘yo nunca haré…’ se practica desde que el mundo es mundo y se conoce como escupir para arriba. Mujeres que han jurado durante años que nunca en la vida pasarían por el altar y ahí te encuentras de invitada a su boda con cara de fastidio. Tú también lo haces, jurarte a ti misma y dejar los juramentos en el olvido. Lo hacemos todas.

1 Revisar el móvil. Un día te juraste que no ibas a ser de esas que cotillean en el teléfono de su pareja. Y ahora estás ahí mirando su teléfono como si fuera un cachito de tarta de chocolate mientras tu novio se ducha.

2 Discutir. Tenías tan idealizado el amor que te juraste que nunca jamás discutirías con tu pareja, porque todo en tu relación se podría hablar como personas civilizadas. Y ahora te ves discutiendo día sí día también con tu novio que no atiende a razones. Y le quieres igual.

3 Suegra. Como eres una persona encantadora te juraste que nunca te llevarías mal con tu suegra, que tú no eras de esas nueras que no soportan a la madre de su novio. Pero no contaste con que tu suegra sí era de esas suegras malignas.

4 Rutina. Te sobra iniciativa e imaginación y cuando te enamoraste de tu pareja te sobraban ganas como para dejar que la monotonía hiciera acto de presencia en tu vida ideal. Sin embargo, pasado un tiempo, nadie está libre de las garras de la rutina.

5 Sexo. Cuando os conocisteis funcionabais tan bien en la cama que te juraste que nunca seríais de esas parejas en las que el deseo va dejando paso a la pereza. Y ahora te ves esquivando a tu novio muchas noches y poniendo alguna excusa estúpida.