Androfobia: qué es y cómo superar el miedo a los hombres

Laura Sánchez

Cómo superar la androfobia

Cuando una lleva a las espaldas unas cuantas relaciones de pareja fallidas y algunas dignas de olvidar, es habitual atravesar por un periodo de androfobia. Es natural y hasta saludable. Te contamos qué eso de la androfobia y cómo superar el miedo o el rechazo a los hombres.

Por qué tienes androfobia, el rechazo a lo masculino

La androfobia es un trastorno catalogado médicamente que consiste en el miedo irracional a los hombres. Reservamos los casos clínicos para los médicos y nos centramos en esa otra androfobia que no reviste gravedad y que además es un estado temporal de miedo, odio o rechazo a los hombres, según el caso. Una androfobia que también se equipara a la misandria cuando el historial sentimental es ya casi un película de terror.

Nos preguntamos qué mujer heterosexual no ha deseado en algún momento de su vida hacerse lesbiana, qué mujer no ha pedido al cielo que le empiecen a gustar las mujeres, por favor, para olvidarse así de todos esos hombres tóxicos a los que atrae como un imán. La androfobia se produce por el hastío, el cansancio o el agotamiento que te producen los hombres. Pero se puede superar.

Cómo superar la androfobia

Este rechazo hacia los hombres, que seguro tiene motivos fundados por haberte topado con los ejemplares más indecentes, no se supera evitando el objeto de tu rechazo. Es decir, la androfobia no se cura evitando a los hombres, así que si habías pensando en hacerte asexual, tendrás que cambiar de táctica.

Porque la androfobia se supera mediante una terapia de choque. Enfrentarte a eso que te produce miedo, odio y rechazo, todo a la vez hasta que encuentres uno de esos hombres que merecen la pena que, dicen, alguno se puede encontrar cada cierto tiempo. Así que si estás atravesando un episodio de androfobia, quédate encerrada en casa solo durante un fin de semana.

Un solo fin de semana para evaluar tus miedos y tus odios y el lunes te pones manos a la obra. Ábrete un perfil en Tinder y empieza a seleccionar ejemplares de hombres para conocer. Puede que no encuentres en esta aplicación a tu hombre ideal, pero según los vayas conociendo descubrirás que son mucho más inofensivos de lo que creías.