Cómo reconocer a un hombre demasiado perfecto

Laura Sánchez

Señales de que ese hombre es demasiado perfecto

No queremos una relación de pareja perfecta, ni un hombre perfecto, sobre todo porque nosotras tampoco es que seamos la perfección personificada. Tenemos nuestros defectillos que amamos y que nuestra pareja también debe amar. Y por eso huimos como alma que lleva el diablo de los hombres demasiados perfectos. ¿Sabes cómo reconocer a Don Perfecto?

Señales de que ese hombre es demasiado perfecto

Ese hombre es tan perfecto que no te lo crees ni tú. ¿Cómo has podido tener tanta suerte en el amor esta vez? Tus sospechas son razonables y debes hacerles caso. Sospecha de ese Don Perfecto porque es claramente una trampa. No hay hombres perfectos, así que atenta a las señales de que su perfección no es precisamente una virtud.

Ese hombre tiene gestos románticos, te regala flores, te lleva bombones y se le llena la boca de decirte ‘te quiero’. Además es un tipo con un buen trabajo, de esos que disfrutan en su profesión y les rodea una aureola de éxito. Y su vida social es de lo más interesante. Y sus aficiones son tantas que el chico sabe hacer de todo.

También es guapo a rabiar y estás por colocarle en el top 5 de tus experiencias sexuales, tal vez en el número 1, que para algo estás super enamorada. Y qué ingenio tiene, y qué seguridad en sí mismo. Es que no te lo crees ni tú. Y haces bien, no te lo creas. El hombre ideal, el hombre perfecto, un dios que ha bajado de su pedestal para estar contigo, una simple mortal.

Pero fíjate un poco más y verás que todo esa perfección se viene abajo en cuanto intenta convertirte a ti en Doña Perfecta. Que tú no quieres ser perfecta, que tú eres fantástica con tus defectos, con tus imperfecciones, con tus dudas y con tus vaivenes emocionales. Que a veces sonríes y a veces lloras, que a veces sufres y a veces disfrutas, que a veces dudas y a veces te lanzas. Que eres una mujer perfectamente imperfecta y no vas a dejar que nadie te cambie.