Cómo evitar que te gusten los chicos malos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo pasar de los chicos malos

Cuando te enamoras de un chico malo, de un hombre inconveniente o de un tipo tóxico, la relación de pareja está abocada al fracaso. Pero no solo eso, tu autoestima se quedará bajo mínimos y puede que las heridas te impidan amar con normalidad en la próxima ocasión. Te contamos cómo evitar que te gusten los chicos malos. Y te advertimos que no es tan fácil.

Métodos para que dejen de gustarte los chicos malos

Si tienes una dilatada experiencia amorosa repleta de chicos malos en tu historial, tal vez estés pensando que la única manera de que dejen de gustarte los hombres tóxicos sea cerrar los ojos y otras partes de tu cuerpo y hacerte completamente asexual. No te interesan los hombres, no te interesa el sexo, no te interesa el amor. Estás salvada. Pero también aburrida.

Reconocemos que los chicos malos ejercen una atracción mayor que los buenos chicos y que siempre te propones no enamorarte. Pero lamentablemente no eliges de quién te enamoras y de nuevo un chico malo se ha quedado incrustado en tu corazón. Tú sufres porque con un chico malo nunca podrás vivir un amor saludable, así que lo único que te queda es pedir a los dioses un milagro y que te desenamores rápido. Y que la próxima vez elijas al bueno.

Pero hemos prometido un método para que dejes de sentirte atraída por los chicos malos de una vez por todas. Se trata del método de la autoestima. Con tu autoestima en los niveles aceptables que debes tener, serás más consciente del valor que tienes y de todas las cosas buenas que te mereces entre las que no se encuentran precisamente ese chico malo. No te mereces algo así, te mereces algo mejor.

El método de la autoestima es el único método que sirve para olvidarte de los hombres tóxicos, pero no es el más utilizado. El más utilizado es ese método de ponerte una coraza a modo de mujer fatal que nunca que se enamora y se liga al tipo malo para pasarlo bien con él una sola noche. Y ahí llega el fallo, que lo pasas tan bien esa noche que quieres otra y otra y otra más. ¿Estás segura de que no te has enamorado?