Por qué debes huir de un hombre que va de malote

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La perfección no existe y menos cuando hablamos de relaciones de pareja, por eso surgen problemas, malentendidos, crisis y por eso también sufrimos el desamor. Pero a veces los problemas nos los encontramos debido a la elección del hombre equivocado. Te contamos por qué debes huir de un hombre que va de malote cuanto antes y sin mirar atrás.

Por qué no te interesa un hombre malote

Nos cuesta bastante dar por cierta esa leyenda urbana que afirma que las mujeres nos sentimos atraídas por los hombres malotes y sospechamos que es un invento fruto del despecho de todos esos hombres que han sido relegados a la friendzone, pero lo que no podemos negar es que en nuestro historial sentimental nos encontramos con algún tipo malote.

Basta haber tenido una relación con uno de estos rebeldes sin causa, con uno de estos tipos duros o malotes para saber que nunca jamás querrás volver a tropezar con la misma piedra. El motivo es obvio: un hombre malote es un hombre tóxico que te hará vivir en una relación infeliz de la que seguramente saldrás con el corazón roto y la autoestima por los suelos.

Y da igual el tipo de malote que sea porque sea cual sea su especialidad todos acaban por dañar seriamente tu salud mental. Un hombre malote no te interesa porque es un hombre egoísta que solo piensa en sí mismo y al que no le importa pasar por encima de cualquiera, especialmente de ti, para obtener lo que quiere. Pero sobre todo no te interesa porque ese hombre es sinónimo de problemas.

Poco importa lo divertido, atractivo, interesante o misterioso que te pueda parecer. Una pareja feliz no se construye con un malote incapaz de ser honesto, ni con un hombre que huye de los problemas en lugar de intentar solucionarlos, ni con uno de esos hombres que aparecen y desaparecen sin explicación en función de sus ganas. A la primera sospecha de que ese chico es un malote, huye lo más lejos posible y sin mirar atrás.