Cómo pasar definitivamente de un hombre que no merece la pena

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tropezar con la misma piedra una y otra vez es de lo más frecuente en las relaciones sentimentales. A veces nos encontramos sufriendo relaciones tóxicas porque nos obcecamos en que la historia tiene que salir bien. Y nunca sale bien con cierto tipo de hombres. Descubre cómo pasar definitivamente de un hombre que no merece la pena. Libérate.

Alejarte de un hombre inconveniente

No tienes que reprocharle absolutamente nada a ese hombre difícil, tóxico o retorcido. A ese perro del hortelano que a veces te quiere y a veces no. A ese inmaduro que no sabe lo que quiere en la vida. A ese hombre de hielo que es incapaz de enamorarse. Ni a ese Don Juan que no puede vivir sin estar picando de flor en flor. No le reproches nada porque cada uno es como es.

Y ha resultado ser un hombre que no merece la pena, así que no es culpa de nadie más que de Cupido que le puso en tu camino cuando es evidente que no te convenía nada. Sabes que lo único que debes, puedes y quieres hacer es pasar de él, pero ¿cómo hacerlo? Olvidarte de un hombre por más tóxico que sea cuando sigues enamorada de él es una de las cosas más difíciles que vas a intentar, pero lo conseguirás.

Tu mente será tu principal aliada para pasar definitivamente de él. Mantén la mente ocupada en nuevos proyectos, actividades, propósitos u objetivos. Seguramente la imagen de ese hombre intentará cubrir toda tu superficie cerebral, no lo permitas. Cuando llegue su imagen píntala mentalmente de gris hasta que vaya desapareciendo. Y a la mínima oportunidad coloca otra imagen en su lugar, de una playa, de un arcoiris o de algo que te motive.

Tampoco puedes responder a sus llamadas ni mucho menos ceder a tu impulso de llamarle o enviarle un Whatsapp. Ni cotillear en sus redes sociales para ver cuánto está disfrutando de tu ausencia en su vida. Si te estás preguntando cómo se consigue todo eso la respuesta está en ti misma, en tu interior, en tu autoestima. Cuando te quieras a ti misma como te mereces, pasarás de ese hombre que no te merece.