Cómo son las suegras de hoy en día

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo son las suegras modernas

Te las prometías muy felices con ese chico encantador hasta que entró en escena tu suegra, que casualmente es la madre de tu chico, así que no la puedes eliminar de tu ámbito de actuación. Pero los tiempos han cambiado y las suegras de hoy en día ya no son como las de antes ¿O sí? Nos estamos preguntando cómo son las suegras modernas.

Características de una suegra de hoy en día

Las pobres suegras no pueden quitarse el sambenito de seres malignos y entrometidos y alrededor de su figura se elaboran muchos mitos que no siempre les hacen justicia. Hoy en día las suegras no tienen tanta influencia en la relación de pareja de sus hijos. O al menos eso nos quieren hacer creer ellas, que ya se tienen la lección bien aprendida y se conocen la teoría al dedillo.

Por eso las suegras de hoy en día son lobos con piel de cordero. No se cansan de asegurarte que ellas no se meten en los asuntos de la pareja, que ellas dejan hacer y deshacer a sus hijos y que no son nadie para opinar sobre la vida de los demás. Hoy en día son suegras enrolladas. Y que te toque en suerte una suegra enrollada es tan terrible como que te toque una madre enrollada de esas que quieren ser tu amiga.

Porque una suegra enrollada o una madre enrollada son comportamientos que rompen el orden natural de las cosas. Algo falla y tiene que estallar por algún lado, así que prepárate porque las consecuencias de este desajuste en las funciones de la suegra las vas a pagar tú. Jamás te confíes con una suegra de hoy en día y nunca te olvides que está interpretando un papel impuesto por las circunstancias.

Las suegras modernas tienen aún más peligro que las suegras antiguas porque son aún más omnipresentes y omnipotentes debido a las nuevas tecnologías. Tu suegra moderna armada con un Smartphone y utilizando el Whatsapp te hará desear una de esas suegras antiguas de manual. Y cuando tu suegra moderna te envíe una solicitud de amistad en Facebook, lo único que querrás será poner fin a tu vida en las redes sociales y puede que a tu relación de pareja también.