Lo que no deberías hacer con tu amigo si no quieres nada con él

¿Y si tú también quieres algo más? ¡Descúbrelo!

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Tienes claro lo que sientes por tu amigo? Porque no sería la primera amistad que deriva en una relación de pareja. De hecho, resulta de lo más tentador dar un paso más cuando compartes tantas cosas con una persona, tantas historias, tantas experiencias y, además, os entendéis tan bien. Tú tienes muy claro que solo es amistad pero, ¿y él? Hay algunas cosas que no deberías hacer con tu amigo si no quieres nada con él.

Lo que no debes hacer con tu amigo

Si está dudando, si sospechas que tu amigo se está enamorando de ti o quiere algo más que una amistad contigo, será mejor que te andes con cuidado y no le des falsas esperanzas. Para eso, lo mejor es evitar algunas situaciones.

+ La misma cama. Es habitual que los amigos compartan cama en alguna ocasión. En un viaje, una noche de fiesta o ese fin de semana con el resto del grupo en una casa rural. Si crees que tu amigo quiere algo más contigo, lo mejor es evitar la tentación.

+ Viajar a París. Claro que puedes viajar con tu mejor amigo, pero no a París. París es la ciudad de los enamorados, o vais con más gente o no vais. Hay mil destinos que puedes descubrir con tu mejor amigo.

+ Confesiones. Si es tu amigo es normal que le cuentes tu último desengaño amoroso o tu último enamoramiento. También que anoche acabaste en la cama del moreno que conociste en el bar, pero por favor, no le des detalles del encuentro.

+ Consejos. Tu amigo también te contará sus idas y venidas sentimentales. No le digas que esa chica no te gusta nada para él (a no ser que te pregunte directamente) porque a veces la sinceridad se puede malinterpretar.

¿Y si tu amigo quiere algo más?

Que te encuentres planteándote estas situaciones nos lleva a la siguiente pregunta: ¿y si tu amigo quiere algo más? Porque si es así, si tu amigo está enamorado de ti no vas poder evitar enfrentarte a la situación, antes o después tendrás que tomar cartas en el asunto y, por supuesto, no quieres que salga herido.

Lo mejor en caso de enamoramiento unilateral (solo él quiere algo más) es dejar bien claro que no estás interesada en tener algo con él, que le aprecias como amigo y que introducir un elemento más podría poner en peligro vuestra relación de amistad. Por supuesto que él no piensa lo mismo, pero eres tú la que decide siempre.

Aunque también puedes utilizar este momento de reflexión para bucear en el fondo de ti misma y descubrir que tú también sientes algo por tu amigo. Amistad y amor es el equipo perfecto para una relación de pareja feliz. Y ,¿quién mejor que tu amigo para quererte incondicionalmente?