10 pasos para que tu pareja se convierta en tu mejor amigo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿A quién le cuentas tus movidas del curro? ¿Quién está ahí siempre que estás un poco plof? ¿En quién piensas cuando ideas un plan los fines de semana? Si en todas estas preguntas contestas siempre con el nombre de tu chico, está claro, que tu pareja también es tu mejor amigo. Estás de enhorabuena, porque tienes la base perfecta para que tu relación dure y vivas en una pareja feliz. Pero no siempre se consigue unir amistad y amor en la misma persona, ¿verdad? Vamos a intentarlo con algunos consejos para que tu pareja se convierta en tu mejor amigo.

Trucos para que tu pareja se convierta en tu mejor amigo

Como en las rebajas, en el amor muchas veces buscamos ese dos por uno: pareja y amigo con la que compartir tu vida desde distintos puntos de vista, pero no siempre es fácil. ¿Cómo conseguir que tu novio se convierta en tu mejor amigo? Conocemos algunos trucos para lograrlo, pero antes lanzamos al aire una advertencia. Que tu novio sea además tu mejor amigo no quiere decir que tengas que olvidarte del resto de tus amigos. Nunca dejes de lado a tus colegas de siempre por amor, por una nueva amistad o por ambas cosas a la vez. Y ahora, saca la varita mágica porque vas a convertir a tu pareja en tu mejor amigo.

1 Aire. Deja que corra el aire entre vosotros, esto es, deja que tu novio tenga su espacio y procura tener tú el tuyo. Los momentos por separado hacen que los reencuentros sean mejores.

2 Hablar, hablar y hablar. Charla con tu pareja y que él hable contigo como si lo hiciera con sus amigos. La comunicación en pareja no está destinada únicamente a solucionar problemas, conversar favorece tanto la amistad como el amor.

3 Sin parar de reír. Si con tus amigas te doblas de risa algunas tardes, con tu pareja deberías conseguir lo mismo. El sentido del humor es un motor tan potente como el sexo para mantener el amor y la salud.

4 Confidencias. Algunos hombres no son muy receptivos a las confidencias emocionales, pero si tu pareja es tu amigo, debería ser capaz de escucharte y consolarte en los momentos de bajón.

5 Planes. Si haces planes con tus amigos, también puedes hacerlos con tu pareja. Nos referimos a planes divertidos, a planes de ocio, a planes de vacaciones. Los planes de futuro van en otra sección.

6 Complicidad. Un guiño cómplice, una notita que has dejado en el frigo, una broma que solo vosotros entendéis, una caricia que nadie más percibe. La complicidad de las parejas que son amigos es la más deseada y la más envidiada.

7 ¡Me apunto! Proponer y aceptar, con los ojos cerrados como haces con tus amigos. Que tu pareja te propone un fin de semana de aventura y toca ir de escalada, pues te apuntas. Compartir gustos en la pareja no es obligatorio, pero sí interesarse por lo que al otro le apasiona.

8 Vivencias compartidas. Sin llegar a ser de esas parejas de siameses que no se separan ni un momento, una pareja amiga tiene que tener una serie de vivencias compartidas que se convertirán en el relato de una historia de amor inolvidable.

9 Secretos. ¿Con quién compartes tus secretos? Con tus amigos y ahora también con tu pareja. La confianza es uno de los pilares de la relación, así que haz la prueba para ver si tiene madera de convertirse en tu mejor amigo.

10 Ilusiones. Cuando una amiga te cuenta que se ha matriculado en la universidad porque es lo que siempre ha querido hacer, ¿cómo reaccionas? Seguro que lo celebras y la apoyas en su nueva aventura. Pues lo mismo con los sueños y las ilusiones de tu novio.

Y tú, ¿tienes algún truco más para que tu pareja se convierta en tu mejor amigo? Cuéntanos tus propios consejos, comparte tus experiencias y así aprendemos todas.