Mujeres y hombres: por qué los hombres no saben consolar

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Llevas meses haciendo frente al estrés sin demasiado éxito. Los problemas se te acumulan y es posible que los estés magnificando, pero el caso es que estás agobiadísima, al borde de un ataque de nervios. Y un día estallas. Sin saber muy bien por qué, la angustia necesita salir por algún lado y lo hace en forma de un llanto incontrolado. Pero tranquila, porque ahí está tu novio para consolarte. ¿O no? Definitivamente dar consuelo no es el punto fuerte de los hombres.

Las mujeres a veces necesitamos consuelo

Tú no puedes entender por qué tu novio es incapaz de consolarte en un momento de llanto y angustia. Y seguramente tu novio tampoco lo entiende. El caso es que en el momento en que te pones a llorar, aunque no tenga nada que ver con vuestra relación de pareja, él decide que ha llegado el momento de esconder la cabeza. ¿Dónde está ese abrazo de consuelo que necesita cualquier persona que esté llorando?

Nos preguntamos si lo que le pasa a los hombres es que son unos insensibles, si es que son unos egoístas que no se preocupan por nosotras o es que son directamente inhumanos. Porque hay que reconocer que se necesita mucha sangre fría para no acoger entre tus brazos a una persona que está llorando o ni tan siquiera dedicarle unas palabras de consuelo.

No prestar consuelo es una de las actitudes masculinas que más confunden, alteran y enervan (por ese orden) a las mujeres. La escena se repite en miles de parejas. Ella se pone a llorar por el motivo que sea y él se queda paralizado, sin moverse, sin tocarla, tal vez tocándose la cabeza a sí mismo, sin hablar, cuando no sale directamente de la habitación para dejar a su novia a solas con su llanto y con su angustia. ¿Por qué?

Los hombres no saben consolar a las mujeres

Después de mucho investigar, hemos llegado a algunas conclusiones para hacernos una idea de por qué los hombres no saben consolar a las mujeres. Lamentablemente no disponemos de resultados definitivos porque los hombres están firmemente decididos a sorprendernos cuando menos lo esperamos. Pero tenemos cuatro posibles motivos por los que los hombres no pueden consolar a las mujeres.

1. Los hombres son unos insensibles. Para que la sociedad patriarcal funcione "como es debido" los hombres han tenido que desconectar su interruptor de emociones y sentimientos. Los hombres no lloran, así que no pueden consolar a las mujeres porque desconocen que cuando una persona está triste, el mejor consuelo es recibir un poco de cariño.

2. Cuando Dios hizo las reparticiones de características humanas, a los hombres les dotó de vigor, fuerza, oportunismo y sentido de la orientación, pero no les otorgó la capacidad de empatía. Seguramente está llorando porque está con la menstruación; ya se le pasará.

3. Aunque tradicionalmente se ofrece la visión de los hombres como valientes, atrevidos y esforzados, nuestras investigaciones señalan la cobardía como una característica típicamente masculina. Cuando un hombre ve llorar a una mujer, inevitablemente se siente responsable (aunque el motivo del llanto nada tenga que ver con él) y en lugar de hacer frente a la situación, prefiere darse la vuelta y olvidarlo.

4. El miedo. Los hombres consideran a las mujeres como personas en extremo complicadas y a las que es imposible entender. Por eso viven con un miedo permanente a meter la pata y a no hacer lo correcto. En lugar de escucharnos cuando decimos lo que necesitamos, ellos se paralizan porque creen que, hagan lo que hagan, se van a equivocar.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: por qué los hombres no saben consolar, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.