Por qué la terapia de pareja puede salvar tu relación

Si no podemos resolver los problemas por nosotros mismos, hay que buscar ayuda

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo te puede ayudar la terapia de pareja

A veces los problemas se nos van de las manos en una relación de pareja y llega la temida crisis. La crisis no siempre es el final de pareja, también podéis salir reforzados de ella si lográis solucionarla a tiempo y de forma saludable. Pero, ¿cómo hacerlo? Descubre cómo la terapia de pareja puede salvar tu relación, porque a veces vosotros solos no podéis encontrar la solución.

Cuándo ir a terapia de pareja

Terapia de pareja para salvar tu relación

En todas las relaciones surgen problemas de pareja más o menos importantes. A veces podéis solucionar esos problemas vosotros mismos, sobre todo, si hay una buena comunicación. Pero otras veces, la crisis ha llegado a un punto en el que se necesita ayuda. Una ayuda profesional que encuentras en la terapia de pareja.

La terapia de pareja puede solucionar cualquier tipo de problemas, problemas sexuales, problemas de entendimiento, infidelidades, incompatibilidades, conflictos con la familia o incluso puede combatir ese gran enemigo del amor que es el paso del tiempo. Pero no esperes una varita mágica en una terapia de pareja, porque sois vosotros los que vais a tener que trabajar para que la relación siga adelante.

Como decimos, el terapeuta no tiene una varita mágica con la que os toca en el hombro y salís de la consulta como recién enamorados. La terapia de pareja os da las herramientas para que vosotros mismos resolváis los conflictos, os ayuda a identificar el problema concreto, a encontrar su origen y, sobre todo, os hace reflexionar sobre vuestra situación.

¿Funciona la terapia de pareja?

Los beneficios de una terapia de pareja

La terapia de pareja funciona en un 70% de los casos, que no es poco, teniendo en cuenta que se suele recurrir a la ayuda profesional cuando la relación está ya muy deteriorada. Pero insistimos en que no se trata de magia, se trata de esfuerzo y de esfuerzo compartido. Una terapia de pareja os ayudará si ambos estáis convencidos de que necesitáis ayuda. Porque, ¿cuántas personas han accedido a ir a terapia sin estar convencidos solo por complacer a su pareja? En esos casos es imposible que funcione, ni la terapia, ni la relación.

Se trata, una vez más, de compromiso. Ese compromiso que muchos piensan que significa matrimonio o un "para siempre" y que en realidad es la firme voluntad de que la relación funcione. Para que la terapia de pareja funcione, ambos debéis estar comprometidos con esa decisión que habéis tomado de pedir ayuda.

Se trata, también, de esfuerzo. No es fácil superar una crisis de pareja, ni siquiera con ayuda profesional. Ese esfuerzo diario que toda pareja requiere para seguir funcionando, tiene que multiplicarse cuando hay problemas. ¿Estáis dispuestos a trabajar por vuestro amor? Entonces adelante, la terapia de pareja puede salvar vuestra relación.