Sobrevivir a la mudanza y que no muera el amor es posible

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Tarde o temprano la mayoría de las relaciones de pareja dan el paso de la convivencia. Vivir juntos es el inicio de una nueva etapa en vuestro amor que se debe iniciar con ilusión y esperanza, pero las molestias de la mudanza pueden hacer peligrar la relación. Has de saber que sobrevivir a la mudanza sin que muera el amor es posible.

La mudanza como prueba de fuego para la pareja

Tal vez creías que la verdadera prueba de fuego para sopesar la estabilidad de tu relación era la propia convivencia en pareja. Pero nada de eso, ya con la mudanza te puedes anticipar a rellenar el test de paciencia, empatía, tolerancia y adaptación a las crisis que vais a tener en vuestra andadura como pareja.

La mudanza implica organización y selección. Organización para embalar cada cosa en su sitio y selección para dejar atrás aquellas cosas que no vais a necesitar en vuestra vida en común. Y aquí empiezan las discusiones de pareja por los diferentes criterios a la hora de organizar y seleccionar. Puede que en algún momento entre caja y caja lleguéis a odiaros, pero debéis continuar adelante.

No es fácil descubrir en plena mudanza algunas de las manías más irritantes de tu novio, porque se trata de un momento de nervios y de transición difícil de gestionar. Saca a relucir tu empatía y comprende que él también está nervioso, eso te ayudará a eliminar el rencor que sientes ahora mismo por esa persona a la que hace unos segundos amabas.

Vas a vivir momentos de pánico emocional y pensarás que te has equivocado, que mejor vivir separados, que mejor romper la relación directamente o que mejor huyes al Caribe. Cuando tengas esos malos pensamientos visualiza en tu mente tu nuevo hogar sin cajas, con cada cosa en su sitio y con vosotros listos para descansar abrazados en vuestro nuevo sofá.

Puedes leer más artículos similares a Sobrevivir a la mudanza y que no muera el amor es posible, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.