Suegras que se creen madres: cómo detectarlas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No solo las nueras son conscientes de los problemas que las suegras son capaces de crear en la relación de pareja. Ella, la madre de tu novio, sabe muy bien todo lo que se rumorea en todo el mundo sobre sus intromisiones y malas artes y por eso algunas quieren cambiar su papel. Y por eso mismo te puedes encontrar una suegra que se cree tu madre. Cuidado con ella, que tiene mucho peligro.

La suegra que pretende ser tu madre

Tú creías que habías pagado todas tus deudas con el Karma el día que conociste a tu suegra y te pareció una mujer encantadora, de sonrisa natural y dispuesta a facilitarte la entrada en su familia. ¿Acaso te habrá tocado en suerte una suegra bonita? Pero no cantaste victoria porque intuías que algo iba mal.

Y descubriste qué era eso que no encajaba en tu suegra cuando a los pocos días te pidió que la llamases 'mamá', cuando te dijo que estaba encantada de tenerte con ella porque ahora podría tener la hija que siempre quiso tener y, sobre todo, cuando empezó a hacer ilusionada mil planes para vosotras juntas. Stop. Frena.

Frena ahí porque tú ya tienes madre. Y madre no hay más que una. Esa señora también es madre, pero no la tuya, sino la de tu novio. No debes permitir que los roles se trasladen de una casa a otra porque esto genera mucha confusión. Y la confusión lleva los malentendidos y los malentendidos a las discusiones familiares. Y las discusiones familiares llevan a la ira. Así que no, que cada uno se quede en su lugar.

Puedes agradecer el esfuerzo de tu suegra por romper el estereotipo de suegra insoportable y entrometida. Pero no la dejes que se confunda de función. Su papel es del suegra y el tuyo el de nuera, algo que no implica que la relación sea mala o que tenga que haber problemas, sino que cada una debe ceñirse al papel que le ha tocado en la vida.