10 pautas para que tu suegra te deje en paz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A estas alturas ya sabrás que debes aceptar los defectos de tu pareja entre los que se incluye tu suegra. Pero aceptar a tu suegra no significa que le permitas entrometerse en tu relación. A las suegras, como a los niños, hay que ponerles límites. Tenemos 10 pautas para que tu suegra de deje en paz y no te vuelva loca.

Cómo poner límites a tu suegra

Si no te ha tocado en suerte una de las escasas suegras bonitas, ya deberías estar inscrita en el club de las malas nueras para poder neutralizar la mala influencia que ejerce esa señora en tu relación de pareja. Tenemos algunas ideas para que tu suegra te deje en paz, al menos de vez en cuando.

1 Sí. Aunque todos los manuales de autoayuda para ser una mujer independiente te digan que debes aprender a decir ‘no’, esto no es válido para tu suegra. Dile a tu suegra siempre que sí, que sí a todo, luego tú haz lo que quieras, pero un ‘sí’ a tiempo evita infinidad de discusiones.

2 Domingos. La mejor forma de evitar a tu suegra los domingos es asegurarle que sí vais a ir a comer. Ya el sábado por la noche puedes inventar una excusa creíble porque lamentablemente no podéis ir a comer. Que os encantaría, pero no podéis.

3 Sustituciones. Te puedes librar de la comida de los domingos, pero lógicamente no te puedes librar de tu suegra para siempre. Sustituye la comida de los domingos por un café la tarde del miércoles. Esto la desarmará porque le pillará por sorpresa y puede que le empieces a caer mejor. Puede.

4 Sonrisa. No entres al trapo a las indirectas de tu suegra. Tú sonríe. Sonríe siempre enseñando bien los dientes y la señora se cansará en algún momento de lanzarte frases malintencionadas. Porque a ti te resbalan.

5 Pareja. Habla con tu pareja porque al fin y al cabo se trata de su familia y la guerra no debes librarla tú. Debéis establecer unos límites como pareja donde no tengan cabida ni tu familia ni la suya y eso también es tarea de tu novio. Déjaselo claro.

6 Comunicados. No hace falta que le comuniquéis a tu suegra todos vuestros movimientos. Sois adultos, al menos tú lo eres, y entras y sales cuando quieres. Vigila no vaya a ser un problema del Peter Pan de tu novio y le estamos echando la culpa a tu suegra.

7 Lindezas. Alaba a tu suegra podría ser uno de los mandamientos para mantener la paz en familia. Es del todo imprescindible que digas que cocina mejor que nadie en el mundo. Si no lo haces, no dejará de preguntarte qué tal está todo.

8 Miente. Aunque somos firmes partidarias de ir por la vida con la verdad por delante y de la honestidad, cuando se trata de la suegra está permitido mentir. Puedes mentir todo lo que quieras, te puedes poner enferma de forma imaginaria o puedes inventarte un trabajo nuevo que te mantiene alejada de ella.

9 Charla. Para evitar que tu suegra se entrometa en los problemas de pareja puedes tener frases preparadas previamente para utilizar cuando la conversación gire sobre vosotros. Cambia el foco de atención y crea otro tipo de charla para que la señora mantenga su lengua alejada de vosotros.

10 Desapariciones. De vez en cuando desaparece, fúgate con tu pareja uno días y no se lo digas a tu suegra. A la vuelta pedís perdón por no acordaros de avisarla, eso la hará saber que no es tan importante como ella cree.

Puedes leer más artículos similares a 10 pautas para que tu suegra te deje en paz, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.