5 intromisiones de tu suegra que no debes consentir

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Adán y Eva vivían como una pareja feliz en el Paraíso hasta que Dios inventó a la suegra. Desde entonces, las parejas deben a hacer frente a un problema más que es cómo evitar que la suegra acabe con su amor. Ante todo, hay algunas intromisiones de tu suegra que no debes consentir.

Lo que no debes consentirle a tu suegra

Es cierto que deberías hacer todo lo posible por caerle bien a tu suegra. Y viceversa. Pero es más cierto que no tienes por qué aguantar algunas cosas. Estas son algunas intromisiones de tu suegra que no debes permitir.

1 Entrar. No puedes permitir que tu suegra entre en tu casa sin avisar, para lo cual es muy importante que no tenga las llaves. Tampoco es de educación que se presente sin avisar, aunque llame al timbre, así que ejerce de mala nuera y déjaselo bien claro.

2 Organizar. Es muy posible, porque es una de las manías de suegra, que la madre de tu pareja quiera decorarte tu casa, te regale amorosamente unas cortinas horribles y trate de organizar vuestro nido de amor. No lo permitas.

3 Domingos. Es hora de rebelarse contra la costumbre impuesta de ir a comer los domingos a casa de tus suegros. Di que no. Es sencillo, aférrate al sofá y no te muevas por nada del mundo. Se puede ir a visitar a la suegra cualquier día de la semana. O del mes. O del año.

4 Niños. Puede que tengas que pedirle a tu suegra que en algún momento se haga cargo de los niños, pero eso no le da derecho a decirte cómo debes educarlos, ni cómo vestirlos o qué debes darles de comer.

5 Vacaciones. No dejes que tu suegra os organice vuestras vacaciones en pareja. Si tu novio no puede pasar ni un mes sin ver a su madre, es un problema de pareja en toda regla. Así que soluciónalo con él y dile a tu suegra que no, que este verano no os vais a ver el pelo.

Puedes leer más artículos similares a 5 intromisiones de tu suegra que no debes consentir, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.