Tipos de hombres y mujeres que ligan por Internet

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Ligar por Internet es fácil si sabes cómo podría ser el título del manual para manejarte en las relaciones de pareja virtuales. Pero antes de que te lances a navegar es conveniente que aprendas a nadar y te hagas una idea de lo que te vas a encontrar en los mundos del amor online. Analizamos los tipos de hombres y mujeres que ligan por Internet. En igualdad de condiciones.

Quién liga por Internet

Debemos advertir que la fauna internauta es de todo tipo. A la hora de establecer el tipo de personas que optan por Internet para encontrar el amor no hacemos distinción entre los sexos. Estos son los tipos de hombres y mujeres más frecuentes que ligan por Internet.

1 Disfuncionales. Las personas con alguna disfunción sexual o sentimental ocupan un capítulo aparte en la fauna que habita Internet. Personas que no encajan en ninguna relación y acuden a la Red como el lugar más abierto y variado para conocer a su alma gemela.

2 Desesperados. Recién divorciados, rebotados de otras relaciones o resentidos con el amor en general pululan por las Webs de citas o el Tinder con el objetivo de encontrar a un príncipe o princesa azul que les haga olvidar su pasado sentimental más reciente.

3 Solitarios. La gente solitaria, las personas tímidas que se sienten inseguras en un cara a cara o los recién llegados a una ciudad encuentran en Internet una forma cómoda de conocer gente. Y siempre queda la esperanza de que el amor verdadero esté esperando al otro lado de la pantalla.

4 Infieles. Internet se presenta también como una estupenda coartada para las personas con tendencia a la infidelidad. Está aún por decidir si el ligue virtual se considera infidelidad o no, pero es cuestión de tiempo que un escarceo online se convierta en una aventura presencial.

5 Normales. No todo son penas en el amor en Internet. La gente normal también utiliza la Red para ligar en un mundo en el que nos come el estrés y apenas tenemos tiempo para practicar el método tradicional del bar, en grave peligro de extinción como fórmula mágica para encontrar el amor.