Valorar a tu pareja: guía para saber que lo que tienes es bueno

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo valorar a tu pareja

Los estragos que el tiempo causa en las relaciones de pareja hacen que a veces perdamos de vista el tesoro que tenemos a nuestro lado. Ese hombre que tienes sentado en el sofá viendo la tele y comiendo patatas fritas vale más de lo que te imaginas. Tenemos una guía para saber que lo que tienes es bueno. ¿Sabes cómo valorar a tu pareja?

Cómo saber que tu pareja merece la pena

Le miras, está sentado a tu lado en el sofá y parece que no te hace ni caso. De pronto te das cuenta de que hace tiempo que no piensas en tu novio desde la perspectiva del amor, que te has dejado llevar por la inercia y que has descuidado algunos aspectos de la relación, especialmente ese tan importante de valorar a tu pareja. Y entonces te preguntas cómo saber si lo que tienes es bueno.

Sabes que tu novio merece la pena si en ese momento le dices algo y aparta la mirada del televisor para prestarte atención. Si además se gira hacia ti haciendo que su lenguaje corporal hable sin necesidad de palabras diciéndote que está ahí, que sigue ahí aunque a veces se despiste y que te sigue apoyando. Sobre todo, que te sigue queriendo. Y todo eso te lo puede decir en un solo movimiento de su cuerpo.

Pero fíjate más. Porque ese hombre con el que convives desde hace un tiempo se desvive por ti cuando estás enferma o cuando tienes un mal día. Fíjate que es un verdadero tesoro porque maneja a la perfección el delicado equilibrio entre preocuparse por ti y dejarte a tu aire cuando lo necesitas, porque respeta tanto tus momentos de independencia como los de necesidad.

Es bueno lo que tienes, pero solo podrás saberlo si frenas un poco el ritmo y eres capaz de incluir la atención de tu vida sentimental entre tus quehaceres diarios. Porque no es solo él el que se queda abducido viendo la tele que parece que no está, a veces eres tú la que parece que no está a su lado. Y si lo que tienes es bueno, habrá que esforzarse por mantenerlo. Un esfuerzo de dos.