5 eficaces trucos para salir sin papada en las fotos

Las mejores poses para salir favorecida en las fotos

María Gallén

Las personas estamos acostumbradas a echarnos fotos en cualquier lugar o momento. A todos nos gusta salir bien en una foto para subirla al Instagram y demás redes sociales, pero algunas veces salir bien resulta “misión imposible”. Todo depende de lo fotogénica que seas, de la luz, de la pose y de que salgas o no con PA-PA-DÓN. Sí, esa piel que sobresale del cuello y que nos da tanto fastidio.

Y, ¿qué podemos hacer? En Diario Femenino te damos 5 infalibles trucos para salir sin papada en tus fotos.

Cinco infalibles trucos para salir sin papada en las fotos

El 86% de los españoles admite hacerse un selfie y 46 fotos al día según una encuesta de Europa press. Y, para salir bien en todos ellos, hay que tener en cuenta los siguientes consejos. 

1 Echar nuestros hombros hacia atrás para que la piel del cuello se estire.

En las fotos solemos bajar la cara levemente, esto hace que la piel de la barbilla sobresalga. Si no queremos eso, tendremos que echar los hombros hacia atrás para que estire la colgadura del cuello. ¡Pruébalo porque funciona!

2 Aplicar maquillaje de un más oscuro que tu piel

Otro truco para disimularlo es aplicar un maquillaje un tono más oscuro de tu piel en la zona. ¿Cómo? Tienes que ponerlo con una brocha y extenderlo de arriba abajo. Primero te puedes poner la base para que quede más uniforme o utilizar polvos más oscuros.

3 Llevar la frente hacia delante y bajar levemente la cara

Con esto, conseguirás estirar la piel del cuello. Esta pose abre la mandíbula y la acentúa, por lo que tu papada ni se notará. Intenta que no sea muy evidente que estás intentando salir sin papada en las fotos o tu pose quedará demasiado artificial. 

4 Posar de lado

Te aconsejamo bajar un poco el hombro y dirigir la cabeza e inclinarla hacia el lado opuesto de la cámara. ¡Perfecto para disimular la papada!

5 Evita usar bufandas, pañuelos o collares muy grandes

Estos complementos harán que la atención se centre en esa parte del cuerpo que quieres evitar que se fijen. De esta forma, conseguirás la foto perfecta.

Otras poses que no favorecen

Consejos para posar en las fotos como una modelo

+ Foto con morritos. Confiesa, ¿cuántas veces te has hecho una foto haciendo morritos? Si la respuesta es más de dos tenemos un problema. Esta pose hace se marquen mucho los pómulos si a eso le sumas la papada, parecerás de todo menos sexy. Ya sabes este verano, ¡los morritos quedan prohibidos!

+ Foto con guiño de ojos. ¿Qué me dices de guiñar el ojo en las fotos? A no ser que seas muuuuy fotogénica, saldrás con cara de estar cegada por el sol. ¡Nada recomendable!

+ Foto con la lengua fuera. Otra de las poses TOP es sacar la lengua, hace que baje la mandíbula y se marque mucho más nuestro PA-PA-DÓN.

¿Por qué nos sale la papada?

Qué te salga papada con la edad es lo más normal y frecuente. Si tienes papada puede ser por genética o por pérdida en la elasticidad de la piel. Esta zona tiene poco colágeno, una sustancia que mantiene la piel tersa, y muy poca elastina. Además esta parte del cuello tiene pocas glándulas sebáceas, lo que hace que se deshidrate antes y envejezca con mayor rapidez que otras partes del cuerpo. Para qué engañarnos, es uno de los problemas estéticos más conocidos e importantes.

Formas para decir adiós al PA-PA-DÓN

+ Un método eficaz y al alcance de todos es masticar chicle

Este movimiento hace que se ejercite la zona de la mandíbula y el cuello y mantiene la piel en su sitio.

+ Hacerse masajes en la zona

Coge crema y masajea tu cuello de arriba abajo, con dos veces al día será más que suficiente. Toma nota de los siguientes masajes faciales que te harán verte mejor. 

+ Tratamientos de radiofrecuencia

Aplican calor a la zona y hace que se derrita la grasa devolviendo una piel tersa y firma.

+ Cuidar la alimentación

Llevar una dieta equilibrada favorecerá la escasez de grasa en la zona y lucirás una barbilla con ninguna colgadura. 

En estos tiempos en los que estamos obsesionados por mejorar nuestras imperfecciones, da gusto saber que aún queda gente natural que se ríe de sus defectos. Rompamos las reglas impuestas por la sociedad, seamos naturales, desprendámonos de los complejos, solo así seremos más libres y nos sentiremos más bellas.