Cómo disimular las marcas del bikini

Trucos para que las marcas no estropeen tu look

Lidia Nieto

Que levante la mano quien no haya odiado ese momento en el que está en el probador de su tienda favorita, viendo cómo le sienta ese crop top palabra de honor que es última tendencia, y se da cuenta de que... ¡tiene la marca del bikini después de haber estado el día anterior en la piscina! Sí, es un rollo, pero no se acaba el mundo y disimular las marcas del bikini es más fácil de lo que piensas, aunque quizás también puedes unirte a la última moda de muchas modelos como Kendall Jenner, Chiara Ferragni o Bella Hadid y pasearte con ellas todo el verano sin que te importe nada. Pero mientras te lo piensas y, sobre todo, si tienes en los próximos días algún evento en el que tienes que enseñar escote y buscas disimular las marcas del bikini, te damos los trucos para poder hacerlo y que tu bronceado sea más uniforme. 

Consejos para disimular las marcas del bikini

+  Lo mejor sería tomar el sol como viniste al mundo, pero sabemos que es difícil, pero si te atreves siempre te recomendamos que te dejes caer por una playa nudista o, a falta de una en las grandes ciudades, ponerte en la terraza de tu casa (ojo, con los vecinos) sin la parte de arriba del bikini e ir poco a poco cogiendo color en esa parte. 

+ Otro truco es comprarte dos tipos de bikinis, uno palabra de honor y otro atacado al cuello o con tirantes laterales, e ir turnándotelos a lo largo de tu día en playa o en la piscina. Así fijo que evitas la marca del bikini, aunque tu piel se irá bronceando más lentamente.  

+ Si aún no has llegado a bajar a tomar el sol, pero quieres evitar que te suceda lo que te acabamos de contar, puedes darte unas sesiones de rayos UVA y después poner en práctica lo dicho en el punto 1 y 2. 

+ También puedes comprarte un bikini con un tejido llamado transol. ¿Los conoces? Son unos bañadores y bikinis que permiten tener un bronceado más integral, gracias a que su tejido deja pasar el 80 por ciento de los rayos ultravioletas. 

+ Otra opción, pero esta de emergencia, es echarte algún autobronceador (los tienes disponibles en distintos formatos y texturas), aunque no es éxito al 100 %, ya que el tono de tu piel es totalmente distinto al de las cremas. 

+ Por último, te damos una receta casera que, aunque no ayuda a disimular las marcas del bikini, sí a exofliar, a eliminar las células muertas de tu piel y a unificar tu tono para empezar desde el principio. Mezcla sal gruesa marina con un poco de aceite de almendras y pásatelo por todo el cuerpo. ¡Tu piel se verá como nueva!