Cosas que no debes hacer con tu corrector de ojeras

Cómo usar tu make up de la mejor forma posible

María José Roldán Prieto

Es difícil encontrar a una mujer que no use el corrector como parte de su rutina de belleza diaria. Las ojeras, las manchas o el tono de la piel suelen ser desiguales y por eso, para unificar los tonos y que no se vea la cara de cansancio, el corrector de ojeras es un gran invento para las rutinas de belleza y maquillaje. Pero utilizar todos los días el corrector de ojeras no significa que lo estés utilizando correctamente. A continuación podrás descubrir algunas cosas que no debes hacer con tu corrector de ojeras.

Usos inadecuados del corrector de ojeras

1. Aplicar después de la base de maquillaje. Siempre ha habido cierto debate sobre cuándo aplicar el corrector de ojeras (antes o después de la base de maquillaje), pero siempre será mejor y se tendrán mejores resultados cuando se hace antes de la base de maquillaje. 

2. No sabes utilizar los correctores de colores. Entender y diferenciar los correctores de colores es fundamental para poder conseguir ocultar las ojeras de forma eficaz. En este sentido debes recordar que; los correctores verdes neutralizan las zonas rojas en el rostro (también sirve para tapar acné y otras manchas además de las ojeras), los correctores amarillos ayudan a emparejar el tono de la piel en general y el corrector de ojeras rosa sirve para neutralizar las zonas y manchas de debajo de los ojos de color azul o violeta oscuro. 

3. No utilizar el polvo suelto después del corrector. Sobre todo en la zona de las ojeras, el maquillaje en polvo ayudará a sellar el corrector y ponerlo en su lugar haciendo que la piel quede mucho más unificada. Sólo tendrás que utilizar los polvos translúcidos con un cepillo suave para poder aplicarlo correctamente.

4. Escoger un tono de corrector más oscuro. Cuando escoges el color del corrector de ojos es necesario que siempre sea un tono más claro que la base de maquillaje. Si vas a aplicar el corrector para zonas más oscuras o rojas, también tendrá que ser un tono más claro que el resto del maquillaje, sólo así podrás equilibrar los tonos de tu piel. Recuerda que no puedes ira un tono demasiado claro ni tampoco demasiado oscuro.

5. No utilizarlo como imprimación. Si no utilizas el corrector de ojeras como imprimación de maquillaje estarás perdiendo el tiempo. Nada ayuda más a que tus sombras de ojos permanezcan mejor y por más tiempo en tus ojos que aplicar primero corrector de ojeras en los párpados. Debido a la consistencia del corrector, funciona estupendamente como una base suave y antideslizante gratis para tu sombra de ojas y además los colores se verán más vivos y  por más tiempo.