Cómo maquillarse según tu tipo de piel

Andrea Collantes

Cada tipo de piel requiere unos tratamientos que se adecuen a ella. Ocurre lo mismo con el maquillaje, si queremos un acabado duradero y perfecto debemos elegir un tipo de maquillaje que cumpla con los requisitos que nuestra piel nos pide.

Tipos de piel más comunes: mixta, grasa, seca y sensible

Un bien ritual de limpieza e hidratación son cruciales para cualquier tipo de piel. Debemos realizarlos antes de aplicar el maquillaje y para retirarlo, previniendo así la aparición de imperfecciones y su envejecimiento prematuro.

Piel mixta: Producen un exceso de sebo en la parte media  del rostro, también conocida como zona T, correspondiente a la frente, nariz y barbilla. En cambio, las zonas laterales del rostro, se caracterizan por una mayor sequedad y tirantez.

Debemos usar bases de maquillaje libres de aceites y de textura ligera, fluida y mate. Que sea fluida ayudará a cubrir mejor los poros y a que las partes del exterior no se resequen.

Es aconsejable hacerse con una pre-base matificante específica para la zona T que nos ayudará a controlar la aparición de brillos.

Piel grasa: Utilizaremos un maquillaje libre de aceites y no grasa que evite la obstrucción de poros. Las bases de maquillaje, coloretes y sombras siempre en polvo, ya que ayudarán a resecar y matificar la piel.

La piel grasa requiere unos cuidados exhaustivos puesto que si no la limpiamos e hidratamos correctamente, fomentaremos la aparición de espinillas y puntos negros.

Piel seca: Es totalmente lo opuesto al tipo de piel anterior y por ello usaremos base fluida que aporte hidratación y elasticidad a nuestra piel.

Hazte con un blush y sombras de ojos en crema que no se caerán tan fácilmente, como ocurre con los polvos, y tienen la ventaja de ofrecer una mayor duración.

Piel sensible: Se caracteriza por irritarse con facilidad a causa de ciertos factores como el clima o los cosméticos. Requiere una mayor atención y debemos ser muy cuidadosas a la hora de elegir los productos. Es aconsejable elegir una base de maquillaje ecológica libre de parabenos, aceites y perfumes.

Quizás la mejor opción en estos casos son los maquillajes en polvo a base de minerales que dejarán transpirar a la piel y son menos agresivos. Recuerda hidratar al máximo tu piel.