Corte de pelo de Tania Llasera: el pixie está de moda

Beatriz Iznaola

El corte de pelo que está de moda se llama pixie. Lleva entre nosotras varias temporadas, pero es ahora cuando más famosas se están uniendo. La joven actriz Jennifer Lawrence es ejemplo ello. No le importó la presentación de la segunda parte de Los juegos del hambre, ni tampoco su caracterización en ella, se hizo con las tijeras y cambió de look radicalmente. Menos radical fue el cambio de Tania Llasera, a la que ya estamos acostumbrados a ver con el pelo corto. Su pixie consiste en dejar el flequillo lo más versátil posible y por detrás cortar en pico, para darle un toque más femenino. 

Corte de pelo pixie y a lo loco

Tania Llasera es una de las famosas que más tiempo lleva luciendo su corte de pelo pixie. Moderno y rejuvenecedor, así podríamos definir este tipo de corte. Ya se lució mucho durante los años 50 y 60, en pleno siglo XXI se ha retomado. Reafirma la idea que ya consta en la sociedad: el pelo corto no es sólo para hombres. Está más que demostrado que a las mujeres les favorece de igual manera, solo es necesario ver a actrices como Anne Hathaway o Elsa Pataky, que tan guapas lucen con sus cabellos cortos, tras haber llevado durante mucho tiempo largas melenas. 

Hay infinidad de cortes pixie diferentes, por eso cada mujer lo lleva de una manera distinta. En el caso de Tania Llasera vemos que siempre deja su flequillo bastante más largo que el resto del cabello, haciendo notar la diferencia entre las distintas secciones de su pelo. La parte trasera suele ir en pico, pues afirma que le resulta más femenino de esta manera. Además, le gusta dejar bastante cantidad de pelo en esta zona, porque aunque tenga el cabello muy fino tiene bastante cantidad. 

Los laterales del corte van en descenso desde la parte trasera hasta el flequillo. Hay mujeres que llevan los lados hacia delante, hacia la cara,  aunque no es el caso de la presentadora. Ella los mantiene con ese estilo de más a menos largos según avanzan hacia su rostro. Cosa que también depende de la forma facial que tenga cada mujer.