Peinados de novia: elige el look perfecto para el día de tu boda

Beatriz Iznaola

Novia

Los peinados para novia son, probablemente, los más variados dentro de una determinada etiqueta, como es peinados para novias. Cada año cambian las tendencias y así nos lo muestran los diseñadores más valorados en las pasarelas. Pero los recogidos con flores o los moños nunca dejarán de estar de moda.

A una novia el día de su boda la podremos ver desde con coletas, como nueva propuesta, hasta con recogidos clásicos, moños bajos y trenzas sencillas. Pero aunque los recogidos es el peinado que más luce una novia ahora también se ha puesto muy de moda lucir largas melenas con mucho volumen. Todo vale, sólo hace falta que tú te sientas cómoda y te veas guapa.

Peinados para novias

Las melenas sueltas, los cabellos rizados o pulidos están ganado mucho peso en los últimos años, sobre todo en esta nueva temporada otoño-invierno 2013. Todos estos peinados vienen pisando fuerte, pero a pesar de esto los recogidos siguen liderando. Hay de muchos tipos, recogido pulido colocado sobre la nuca, recogido con ondas o recogido con tocado de redacilla, entre muchos otros. Así, con un recogido y el cabello dividido en dos mitades vimos a Viktoria Cservenyak, en su boda con el Príncipe Jaime de Bourbon de Parme, 

Las melenas XL con extra de volumen se llevan mucho, pero hay que tener cuidado y probar antes para ver cómo nos queda, pues no es un peinado que siente bien a todas las mujeres. Dependerá mucho de la forma de tu rostro y del tipo de cabello que tengas. Aunque es un peinado fácil de conseguir, sólo tenemos que despeinarlo y cardarlo, no quedará igual en un pelo rizado que en un cabello largo y listo

El peinado que manda este otoño es la trenza y en peinados para novias no podía ser menos. El moño trenzado sobre la nuca es uno de los recogidos que más se lleva entre las novias y, por supuesto, los trenzados a modo de corona invertida. En vez de utilizar una corona de flores como adorno, podemos utilizar nuestro propio pelo. Los adornos naturales siempre son más atractivos que los artificiales.