¿La solución definitiva para una piel sin estrías?

Marta Valle

Solución definitiva para las estrías

Las estrías son una suerte de cicatrices que marcan de forma patente nuestra piel y que, por regla general, suponen el resultado de un aumento o de un descenso brusco de peso. Ya sean de coloración blanca o rojiza, tienden a instalarse en zonas como los pechos, la barriga o las caderas generando un efecto antiestético que suele preocuparnos en exceso. Resulta otra de las preocupaciones dérmicas por excelencia, antes las cuales solemos buscar tratamientos no invasivos que, en la medida de lo posible, sean lo suficientemente definitivos como para lograr olvidarnos de dicha problemática.

Solventar de forma definitiva el problema de las estrías

Los tratamientos más frecuentes para las estrías se pueden distinguir dependiendo de si éstas son de reciente aparición (color rojo) o ya se han consolidado (color blanco). Las estrías nuevas son las más sencillas de tratar dado su reciente desarrollo, ya sea a causa de un embarazo, por cambios bruscos en el peso corporal o durante la etapa de la adolescencia. La coloración que las caracteriza significa que aún existe riego sanguíneo en la zona afectada, por lo que métodos como los peelings, la carboxiterapia o la mesoterapia potenciada con vitaminas pueden atenuarlas hasta el punto de volverlas prácticamente invisibles o, en los mejores casos, eliminarlas de forma definitiva.

El problema fundamental de esta anomalía dérmica reside en la consolidación de la cicatriz, es decir, cuando ésta se vuelve blanca. No hay que olvidar que las estrías son precisamente eso, cicatrices producto de la ruptura de fibras de colágeno. En estos casos, los tratamientos son mucho más complejos y, estadísticamente, menos efectivos. Dada esta situación, resulta pertinente concienciarnos de que el máximo resultado que podremos conseguir es su atenuación mediante peelings fuertes, mesoterapia o productos naturales como el aloe vera y el aceite de ricino.

La utilización de cremas ricas en vitaminas y en ácidos puede suponer un excelente complemento con el que ayudar en el proceso de paliación de las estrías, aunque siempre y cuando tengamos en cuenta de que se trata de alternativas que por sí solas no van a servir de gran ayuda, sino que van a necesitar de tratamientos más específicos para conseguir resultados óptimos.