Plan de ataque para la piel seca

María José Roldán Prieto

Cómo arreglar la piel seca

¿No sabes si tienes la piel seca? No necesitas a ningún experto para averiguarlo sólo tendrás que buscar zonas ásperas en tu piel como en piernas, brazos, espalda o en tu cintura. Estas son las áreas que normalmente se pueden apreciar más si tienes la piel seca. Además tambiéne s es posible que te pique la piel de vez en cuanto y te sangre. Si tienes la piel seca y te rascas demasiado puedes infectar la piel e incluso causar una cicatriz permanente. Pero para poder crear un plan de ataque para la piel seca deberás tener en cuenta algunas cosa importantes.

Cómo conseguir mejorar la piel seca

- Hidratarte por dentro y por fuera. La deshidratración puede agravar la piel seca por lo que es absolutamente necesario que bebas suficiente agua durante el día –de 8 a 12 vasos de agua- y que además uses una crema hidratante que esté adaptada a tu piel seca y así que puedas conseguir un mejor cuidado.

- Usa buenos limpiadores. Aunque los limpiadores son una buena opción para tu piel, si vas a pasar mucho tiempo usando este producto es mejor que uses productos naturales o caseros porque si no podrían resecarte aún más la piel, causarte problemas de la piel y sequedad en las manos. Si buscas ingredientes beneficiosos como los aceites esenciales, el aceite de jojoba y el aceite de manteca de karité será mejor.

- Leche contra el picor. Si tu piel seca te está causando picor la leche será tu mejor alidada. Sólo tendrás que verter en un cuenco un litro de leche, humedecer un paño o una gasa en la leche fría y aplicar sobre la piel durante 5 minutos. La leche tiene propiedades anti inflamatorias que te harán sentir un gran alivio. Además es calmante e hidratará tu piel y te aportará ácido lácteo que es bueno para piel.

- Hidratar mientras está húmeda la piel. El mejor momento para poder hidratar la piel y poder aplicarte aceites o cremas es justo después del baño o la ducha mientras tu piel aún está húmeda. Así tu piel mantendrá la humedad y no se evaporará.

- Jabones suaves para el baño. Es necesario que no uses jabones con perfumes, ni antibacterianos ni nada que pueda resecar tu piel. Es mejor que optes por usar jabones suaves que respeten tu piel y que cuando te bañes uses agua tibia –ni muy fría ni muy caliente-.