Por qué debes proteger tu piel del sol aunque sea invierno

A pesar del frío, sigue habiendo radiación UVA que requiere protección

Irene Gusi

La importancia de proteger la piel del sol

La protección solar es importante usarla tanto en verano como en invierno. Aunque parezca que en época de frío el sol no pega de la misma manera que cuando hace calor, la radiación UVA sigue estando presente y, por tanto, debes proteger tu piel del sol. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta para cuidar bien nuestra piel? ¿Es igual en todas las pieles? 

Proteger tu piel del sol en invierno

Si protegemos la piel de forma correcta evitaremos un envejecimiento prematuro de la piel, el cáncer y las manchas. Antes de salir a la calle debemos proteger nuestra piel con una crema solar, sobre todo si tienes la piel clara o sensible. También para evitar la aparición de manchas en el rostro, sobre todo si tomas anticonceptivos orales o algún otro fármaco, el uso de una buena protección solar es imprescindible. 

Encontrar el tipo de producto que necesitas requiere tener en cuenta las características de tu piel (el color, si es sensible, si tienes acné o algún otro tipo de lesión, etc.), pero también cuál va a ser tu rutina. Si por tu trabajo o por los planes que tienes ese día vas a exponerte mucho tiempo al sol, debes tener aún más cuidado que si vas a quedarte en casa. Si vas a estar mucho tiempo fuera, debes reponer la crema pasado un tiempo de exposición, sobre todo si sudas o te mojas. 

Factores y situaciones por las que debemos protegernos del sol

Hay muchos factores y situaciones a lo largo del invierno que aumentan el riesgo de sufrir los efectos negativos del sol y, a continuación vamos a mostrar cuáles son.

+ El entorno

El lugar donde nos encontramos influye mucho en la intensidad de la radiación del sol. Por ejemplo cuando estamos en la nieve es fundamental protegernos la piel con un protector solar si no queremos quemarnos. La nieve actúa como si fuera un espejo, reflejando así los rayos solares sobre la piel con un efecto negativo.

+ La altitud

El efecto es distinto si nos encontramos bajo el sol a una distancia de 2.000 metros o a nivel del mar. La radiación solar tiene más efectos negativos al aumentar la altura, por ello es importante extremar las precauciones cuando estamos en una montaña debido a que se trata de una zona más elevada.

Por qué debes proteger tu piel del sol aunque sea invierno

+ La edad

La piel de los niños no tiene la misma capacidad para proteger que la de los adultos. Las quemaduras producidas por el sol en edades tempranas tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel que en edad adulta.