Relleno facial: la solución para las ojeras

¿Te atreves a probarlo?

María José Roldán Prieto

Las ojeras son problemas comunes en las personas, pero gracias a los avances tecnológicos tenemos la fortuna de tener soluciones cada vez más al alcance de todos. Las ojeras pueden salir dependiendo de muchas causas, pero será según la causa y la anatomía de cada individuo que salgan más o menos oscuras, con bolsas y/o con surcos.

Las ojeras pueden ser causadas por múltiples factores, pero en la mayoría de personas tiene que ver con la fina piel que existe debajo de los ojos, donde se pueden ver los vasos sanguíneos de forma mucho más clara, esto causa las feas ojeras. A medida que la piel se envejece, esta piel de debajo de los ojos se hará aún más fina porque se pierde la capa aislante natural de grasa de debajo de la piel.

Todo esto contribuirá a que las estructuras subyacentes como la grasa empiece a ser mucho más pronunciada. La hinchazón de debajo de los ojos es la grasa que siempre ha estado ahí, pero se hace más visible en algunas ocasiones. 

¿Los rellenos faciales son una buena solución para las ojeras?

El enfoque tradicional para las bolsas de los ojos siempre ha sido eliminar la grasa sobrante, en cambio esto solo aumenta la apariencia del "esqueleto" en el rostro e incluso que se agraven los surcos. Entonces existe un nuevo enfoque que consiste en restaurar la capa aislante de las ojeras añadiendo volumen e hidratación gracias a un relleno facial para ojeras. 

Esto suavizará las ojeras y las bolsas, además el relleno contribuye a que se mejore la apariencia facial y exista un aspecto mucho más saludable.

El procedimiento del relleno facial y la inyección es suave e intenta que no existan moretones posteriores ni hinchazones o que al menos, sea lo mínimo. Se pretende restaurar el volumen para igualar la delicada zona de debajo de los ojos de una forma que parezca lo más natural posible. Se inyecta una pequeña cantidad de relleno debajo de los ojos y a lo largo del hueso de la mejilla. La cantidad de relleno dependerá de la anatomía de la persona. 

Los resultados son inmediatos y suelen durar alrededor de seis meses e incluso pueden durar doce meses. El tratamiento puede repetirse regularmente para mantener resultados atractivos en el rostro.