Efectos secundarios de los esmaltes de uñas

Eugenia Carré

El hecho de hacerse la manicura, se ha convertido en un ritual indispensable para cualquier fashionista que se lo proponga. Los miles de diseños diferentes son aptos para cualquier tipo de mano y diseño. 

En ocasiones, abusamos demasiado de los esmaltes por querer cambiar constantemente de diseño de manicuras y eso hace que nuestras uñas se debiliten y se tornen amarillentas.

Consecuencias del exceso de quitaesmalte en tus uñas

Abusar del cambio constante de esmalte de uñas, hace que nuestras uñas sufran el constante contacto con la acetona o con los productos químicos. Los quitaesmaltes son productos tóxicos que se recomienda que no se utilicen más de dos veces al mes. 

Siempre es más recomendable retocar el esmalte cuando se nos cuartee o nos crezca la uña, que despintarla y volverlas a pintar. 

A la hora de comprar un quitaesmalte debemos escoger uno sin acetona ya que seca las uñas, y es un producto extremadamente tóxico. 

Productos tóxicos en los esmaltes de uñas

La mayoría de los esmaltes, por no decir todos contienen sustancias tóxicas para nuestras manos. Sin ir más lejos, sólo debemos fijarnos en que a la hora de pintarnos las uñas debemos hacerlo en ambientes ventilados para evitar contaminarnos con el olor tan fuerte. 

Entre los productos tóxicos que contienen los esmaltes de uñas encontramos el DBP, una toxina reproductiva que produce problemas de riñón y, no es recomendable para mujeres embarazadas. Tolueno, es otro de los productos que afectan al sistema nervioso generando fatiga, dolores de cabeza e irritación de ojos. 

El último de ellos es el formaldehído, un compuesto que ha sido sometido a pruebas con animales ha creado importantes enfermedades por ser respirado constantemente, entre ellas el cáncer. 

Que no cunda el pánico, porque no se trata de una amenaza directa, pero las uñas es una superficie muy permeable que absorbe los materiales que contiene las lacas, directamente al riego sanguíneo. 

Hay marca de cosméticos que prometen lacas más ecológicas y sustituyen estos productos por otros menos malos, por tanto debemos fijarnos bien cuando compremos una laca que no contenga los productos antes mencionados.