Manicuras de famosas: las uñas de Kim Kardashian

Irene Gusi

La manicura de Kim KardashianKim Kardashian presumiendo de uñas. Instagram

Kim Kardashian conoce bien las nuevas tendencias y sabe que los detalles pueden convertirse en el toque ideal para cualquier look. La modelo apuesta por presumir de uñas, y las luce con distintos tonos porque lo importante es que la ejecución de la manicura sea la correcta.

La moda de las nailfies, es decir las selfies en las uñas, ha sido impuesta por nuestras celebrities. Kim aprovecha las redes sociales para subir este tipo de fotografías, y así compartir con sus seguidores sus manicuras.

La manicura francesa de Kim Kardashian

En esta ocasión, la elección de Kim Kardashian ha sido colocarse uñas postizas largas y pintadas como la manicura francesa. Para conseguir su misma manicura lo primero que debes hacer es comprar un kit de uñas postizas. Éstos los podrás conseguir en cualquier tienda de cosméticos tanto física como online.

Después y para asegurarte de la posterior adhesión de las uñas postizas, tendrás que eliminar cualquier resto de esmalte o brillo que tengas puesto. Una vez tengas tus uñas limpias, córtalas y usa la lima. Es importante dejar las uñas cortas para que la postiza se fije mejor, al igual que deberás dejarlas del mismo tamaño.

A continuación empuja hacia atrás las cutículas con un palito de naranjo. Esto permitirá que tengas la base al descubierto y puedas colocar las uñas postizas de forma correcta. Ahora ya puedes empezar a poner las uñas postizas. Aplica un poco de pegamento especial en la postiza y otro poco en la uña natural. Colócala y presiona con tus dedos durante 10 segundos. Sigue estos pasos hasta que tengas todas tus uñas postizas fijadas.

Después será el momento de pintarlas al estilo de la manicura francesa. Para ello usa una guías que te servirán para pintar la punta de la uña. Esta punta deberá ir en color blanco, mientras que el resto de la uña irá en un tono nude o rosa clarito. Tras aplicar las capas de esmalte en tus uñas procede a aplicar otra pero, en este caso, de top coat. Esta última capa te asegurará una mayor duración de tu manicura.