Cómo adelgazar y conseguir unos brazos firmes

Teresa Guerra

Tomar la decisión de adelgazar requiere que nos informemos bien, ya que a menudo unas pautas incorrectas pueden llevar a resultados desastrosos. Por ejemplo, una dieta extrema o poco equilibrada no sólo provocará graves problemas nutricionales, también puede tener consecuencias sobre nuestro aspecto, ya que los músculos pierden firmeza y quedan flácidos.

La buena noticia es que es posible conseguir unos brazos firmes y torneados a la vez que bajamos de peso y definimos nuestra figura. El truco está en una adecuada combinación de alimentación y ejercicio. Este plan de dieta con entrenamiento específico es especialmente útil para tornear los brazos, una de las zonas más difíciles de trabajar en las mujeres, además de una de las más olvidadas.

Cómo conseguir unos brazos firmes y torneados

La “operación bikini” no suele olvidarse de trabajar las piernas o el abdomen, pero el trabajo de brazos es una cuestión muy distinta. Sin embargo, al llevar bañadores o ropa de tirantes resulta muy importante trabajar los brazos adecuadamente. Para ello vamos a seguir algunos ejercicios sencillos que no interfieren con las dietas de adelgazamiento.

En primer lugar debemos tener en cuenta la alimentación. Una dieta para adelgazar será baja en calorías, pero rica en proteínas si vamos a definir el músculo, incluyendo carne, pescado o huevo en las comidas principales que combinaremos con verduras. Además, si vamos a hacer deporte, conviene incluir una ración de hidratos antes del entrenamiento.

En cuanto a los ejercicios para tonificar los brazos, debemos optar por diferentes máquinas o posiciones con pesas que nos permitan trabajar todas las áreas. Es mejor realizar un mayor número de repeticiones con poco peso, alternando el trabajo de bíceps y tríceps, y haciendo pausas cortas de descanso entre cada serie de 10 o 15 repeticiones. Hay otros ejercicios que nos ayudarán a completar el entrenamiento, como el cardio o la natación.