Dieta del ajo, un remedio milenario para adelgazar

Teresa Guerra

Las dietas son muy habituales entre quienes quieren perder unos kilos o estilizar su figura. Existen infinidad de posibilidades para adelgazar, pero no todas tienen los mismos efectos ni son igual de recomendables. Debemos evitar caer en las dietas extremas que acaban provocando efecto rebote, en favor de una alimentación equilibrada y saludable.

La dieta del ajo se presenta como una de estas propuestas saludables pero, ¿lo es realmente? Esta dieta se basa en las propiedades beneficiosas del ajo, uno de los aderezos más comunes en la cocina que se utiliza no sólo para dar sabor, sino por sus ventajas para la salud, que según esta dieta también contribuyen a la pérdida de peso.

Beneficios del ajo para la salud y para perder peso

Entre las propiedades del ajo se encuentra la mejora del sistema inmunitario, reducir la hipertensión y el nivel de azúcar en sangre, y mejora el sistema circulatorio. Además, tiene beneficios específicos para la pérdida de peso como son acelerar el metabolismo, y por tanto la quema de grasas del cuerpo, también es un desintoxicante natural.

Existen varias formas recomendadas de consumir el ajo, la más fácil y común es tomarlo crudo, de dos a cuatro dientes al día. Otra opción es elaborar una mezcla de 350 gr. de ajo triturado con 250 ml. de aguardiente (u otro alcohol de alta graduación), dejarlo reposar durante diez días y colarlo para eliminar los restos de ajo. Se debe tomar una gota de esta mezcla en el desayuno, dos en la comida y tres en la cena a lo largo de dos semanas.

Si bien no se puede afirmar que los efectos de estos remedios estén probados como métodos eficaces para perder peso, lo cierto es que el ajo es una parte indispensable de la dieta mediterránea y es propia de muchos de sus platos. Por lo tanto, sin abusar de este ingrediente, es recomendable incluir el ajo en nuestras comidas regularmente para aprovechar sus beneficios.