Alimentos bajos en carbohidratos: guía para comer sano

Las frutas y verduras que necesitas en tu dieta

Lorena Martín

Aunque muchas dietas quieran eliminar los carbohidratos de nuestra alimentación diaria, lo cierto es que nuestro cuerpo necesita de estos nutrientes para diversas funciones en el organismo. Por ello es importante entender que, aunque reduzcamos el consumo de algunos alimentos ricos en hidratos de carbono, debemos seguir consumiendo otros alimentos bajos en carbohidratos que nuestro cuerpo pueda utilizar para sus funciones básicas.

Lo primero que debemos hacer es diferenciar entre alimentos con carbohidratos complejos, como los cereales, la pasta o el pan; y los alimentos con carbohidratos simples, como las frutas y las verduras.

Así pues, en caso de querer llevar una dieta baja en carbohidratos deberemos reducir solo el consumo de alimentos con hidratos de carbono complejos y no de todos los alimentos con carbohidratos. En ese caso, incluiremos en nuestra dieta alimentos bajos en carbohidratos que nos aporten estos nutrientes de manera simple y saludable.

¿Qué alimentos son bajos en carbohidratos? 

Principalmente las frutas y las verduras, aunque también hay otros alimentos bajos en carbohidratos dentro de cada categoría. 

- Frutas: los carbohidratos de las frutas son siempre saludables, por lo que no debemos abandonarlas aunque estemos siguiendo una dieta baja en hidratos de carbono. Entre las frutas con menos cantidad de carbohidratos están:

- Los arándanos

- Las moras

- Las fresas

- Verduras: los carbohidratos de los vegetales son también saludables, aunque en muchas dietas restrinjan el consumo de verduras con alto contenido en almidón, como la patata, las zanahorias o el maíz. Así pues, las verduras con menos carbohidratos suelen ser aquellas de hoja verde:

- El apio

- El rábano

- La col

- Los champiñones

- Los pepinos

- Las hierbas aromáticas como el perejil o la albahaca

- Huevos: los huevos son muy versátiles a la hora de llevar una dieta baja en carbohidratos, ya que sirven como acompañante o plato principal en multitud de opciones.

- Leche y derivados: muchos quesos y derivados lácteos contienen poca proporción de hidratos de carbono y son muy saludables en cuanto al aporte de calcio o proteínas.