Por qué la dieta mediterránea con aceite de oliva y frutos secos no engorda

Sergio Gallego

La mayoría de expertos en nutrición son defensores acérrimos de la dieta mediterránea como la base de alimentación diaria. Se trata de una dieta realmente beneficiosa para la salud y que aporta todos los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita de forma diaria. El aceite de oliva y los frutos secos son dos alimentos esenciales dentro de esta dieta ya que aparte de ser muy saludables, son perfectos para ayudarte a perder esos kilos de más.

El aceite de oliva y los frutos secos en la dieta mediterránea

Según varios estudios científicos incluir el aceite de oliva y los frutos secos en la dieta mediterránea , ayuda a perder peso de una manera rápida y eficaz. Estos dos alimentos son esenciales en dicha dieta gracias a las innumerables propiedades y beneficios que tienen para la salud. Ambos son ricos en grasas de origen vegetal que ayudan a eliminar esos kilos de más del cuerpo.

También se ha demostrado en dichos estudios que dichas grasas son buenas para la salud del corazón y para tratar la diabetes. Los expertos califican estas grasas como saludables o buenas a diferencia de otras mucho más dañinas y perjudiciales como son las que se encuentran en alimentos como la mantequilla o los embutidos.

El unico problema del aceite de oliva y de los frutos secos es que son bastante calóricos por lo que es esencial moderar su consumo y no excederse. Con un puñado de frutos secos al día y un poco de aceite de oliva aportas una gran cantidad de nutrientes al organismo. Si sigues este tipo de dieta tan equilibrada y variada no tendrás ningún tipo de problema a la hora de perder peso y recuperar de nuevo tu anterior figura.

Puedes leer más artículos similares a Por qué la dieta mediterránea con aceite de oliva y frutos secos no engorda, en la categoría de Dieta sana en Diario Femenino.