La supervisión médica en una dieta detox

Marta Valle

Supervisión médica de la dieta detox

En aras de conseguir mejorar nuestra salud, así como de presumir de una figura definida a la par que delgada, especialmente de cara a las buenas temperaturas que acompañan los meses estivales, nos dejamos seducir por regímenes milagro tales como las dietas detox, muy en boga en los últimos tiempos tanto en medios digitales como en publicaciones impresas.

Sin embargo, lejos de aportar beneficios que resulten saludables para nuestro organismo, lo más habitual es que se produzca el efecto contrario. De esta forma, dados los riesgos que se pueden asumir con los regímenes depurativos, la supervisión especializada se hace absolutamente necesaria.

La importancia de un médico en un plan detox 

Las dietas detox son rutinas alimentarias que disponen como objetivo principal la capacidad de eliminar todas aquellas toxinas que se acumulan de forma innecesaria en todos los órganos que conforman el sistema digestivo. Sin embargo, la enorme restricción a la que se someten las mujeres que las llevan a cabo puede generar continuos problemas de salud.

Los médicos advierten al respecto que los regímenes depurativos prescinden de numerosos macronutrientes que son esenciales para el desarrollo de la actividad humana, minimizando la alimentación al consumo casi exclusivo de frutas y de verduras.

Una supervisión médica de una dieta, sea o no detox, no permitiría que el consumo diario de hidratos de carbono fuera inferior a la mitad de lo consumido a lo largo de la jornada.

En este aspecto, las rutinas alimentarias depurativas no incluyen estos nutrientes entre los alimentos permitidos, a pesar de poseer numerosas propiedades beneficiosas para la salud del organismo, como puede ser, por ejemplo, el aporte de energía necesario para realizar todas las actividades diarias.

Un experto en nutrición puede definir concretamente una planificación alimentaria basada en los objetivos que nos hayamos propuesto, ya sea el mero adelgazamiento o el potenciamiento de la labor depurativa de los órganos encargados de dicha tarea. En este sentido, nos aseguraremos acometer una planificación alimentaria que resulte saludable a la par que equilibrada y que, por tanto, no nos genere ningún problema a corto o medio plazo.