Las dietas detox y la falta de energía

Marta Valle

Las dietas detox como fuente de energía

Los regímenes alimentarios detox representan una de las tendencias alimentarias más antiguas del mundo de la nutrición, la de las dietas milagro. Se trata de planificaciones que no sólo prometen una pérdida rápida de peso sino que también aseguran que podemos limpiar y depurar el interior de nuestro organismo.

Sin embargo, muchos expertos han levantado la voz haciendo hincapié en los posibles peligros que puede tener para el cuerpo de una persona el seguimiento de una rutina de este tipo. La potencial fuente de energía en forma de cantidades ingentes de fruta y verdura puede tornarse en un modo de debilitar manifiestamente nuestro cuerpo.

La dieta detox como fuente de debilidad

La principal problemática que presentan las dietas detox reside en su propia configuración alimenticia. Hay que tener en cuenta que se trata de regímenes que prescinden de multitud de productos que resultan esenciales para la salud de nuestro organismo.

Alimentos que contienen macronutrientes muy importantes como proteínas o hidratos de carbono. De esta forma, este tipo de rutinas alimentarias basan su funcionamiento en la ingesta masiva tanto de frutas como de verduras -ya sea a través de zumos o de batidos-.Esta disposición nutricional tan eminentemente desequilibrada puede plantear, en el medio plazo, problemáticas a nivel físico.

Esta precariedad en forma de ingesta alimenticia puede ir mermando progresivamente nuestro cuerpo hasta el extremo de comenzar a desarrollar síntomas como dolores de cabeza, anomalías estomacales y debilidad a nivel físico.

De hecho, los nutricionistas no recomiendan, bajo ningún concepto, adoptar una dieta basada en zumos y en batidos más allá de dos días seguidos, puesto que las secuelas mentadas podrían, incluso, empeorar.

Situaciones como las descritas nos deben hacer reflexionar sobre el uso que les damos a las dietas. La alimentación es una herramienta muy importante ya que puede ayudarnos a sentirnos saludables y enérgicas, pero la distribución de nutrientes ha de ser adecuada teniendo en cuenta las necesidades de nuestro propio organismo. De lo contrario, corremos el peligro de conseguir el estado contrario al que perseguimos: acumular más grasa y sentirnos menos enérgicas.

Puedes leer más artículos similares a Las dietas detox y la falta de energía, en la categoría de Dietas Detox en Diario Femenino.