7 órganos que no necesitas para vivir: ¡Te sorprenderás!

Suelen extirparse por enfermedades, accidentes o malformaciones

Olivia Blanc
Olivia Blanc Periodista

7 órganos que no necesitas para vivir: ¡Te sorprenderás!

Cuando un bebé viene al mundo, la principal preocupación de los padres y de los médicos es que el pequeño esté completamente formado y tenga todos los órganos vitales para poder desarrollarse. A lo largo de la vida, algunos de estos órganos se van deteriorando o dejan de funcionar, provocando problemas en el organismo. Algunos de ellos, por raro que pueda sonar, no afectan a la salud y permiten que la persona puede continuar con su vida con toda normalidad. ¿Quieres conocer los 7 órganos que no necesitas para vivir

¿Cómo podría vivir sin estos órganos? 

Bazo, estómago o riñones son algunos de los órganos de los que el ser humano puede prescindir. Antes de nada habría que señalar que no es que no los necesite sino que, en el caso de que dejen estar activos por la razón que sea, la persona puede continuar con una vida cómoda y placenteramente. Y es que el cuerpo es más sabio de lo que nos imaginamos. ¿Sabías, por ejemplo, que cada que vez que donas sangre pierdes 3,5 billones de glóbulos rojos, pero tu cuerpo los reemplaza rápidamente? Estos son algunos de los "órganos vitales" que poseemos. 

Bazo

Situado detrás del estómago y debajo del diafragma, suele tener un tamaño de 13 centímetros de longitud y un ancho de 8,5. Su peso varía en función de la persona, pero oscila entre los 100 y los 250 gramos aproximadamente. ¿Cuáles son las funciones de este órgano que se incluye en la lista de no "vitales? Su labor se centra en el almacenamiento y reciclaje de glóbulos rojos y almacenamiento de glóbulos blancos y plaquetas. Puedes vivir sin él porque el hígado realizaría su papel, aunque puede ser que sufras más infecciones. 

Estómago

¿Sorprende imaginarse una vida sin estómago, verdad? De hecho, mucha más gente de la que pensamos sobrevive sin este órgano. Esto es posible si se produce una unión entre el esógafo y el intestino delgado. Tras una recuperación de esta operación y con la ingesta de suplementos vitamínicos, una persona puede seguir con su vida con cierta normalidad. Generalmente, se extirpa este órgano porque ha sido afectado por enfermedades como un cáncer. 

Riñones

Por lo general, el ser humano tiene dos riñones, pero realmente se puede vivir con uno. Incluso, hay gente que ha perdido los dos y con ayuda de la diálisis puede continuar con su vida. El papel de los riñones es filtrar la sangre para mantener el equilibrio de agua y electrolitos, así como el equilibrio ácido-base. Pero quizás más importante es su labor de limpiar el organismo y eliminar aquello que no necesitamos (orina). Puede que tuvieras que llevar una vida un poco más restringida, pero eso no impediría que llegases a cumplir 100 años. 

Apendicitis 

7 órganos que no necesitas para vivir: ¡Te sorprenderás!

¿Cuánta gente conoces que ha sido operada de apendicitis, una enfermedad que se manifiesta en personas entre los 10 y los 30 años? ¿Una decena, cinco decenas, una centena...? ¿Notas algo raro en ellas? Probablemente nada, porque aunque te hayan extirpado este órgano, tú puedes vivir sin ningún contratiempo de salud. Está ubicado en el lado derecho del abdomen y su función no está muy clara para los médicos. 

Órganos reproductivos

Se puede vivir sin órganos reproductivos -los hombres, testículos, y las mujeres, ovarios- y su consecuencia más inmediata sería la imposibilidad de volver a reproducirse. En el caso de disponer, por ejemplo en el caso masculino de un solo testículo o de la mujer en un única ovario, no significa que no se pueda tener hijos. La eliminación de próstata y útero suele ir asociada a un cáncer y, en el caso de la mujeres, se trata de una intervención denominada histerectomía, que supone también una detención del ciclo menstrual. 

Colon

El colon (o intestino grueso) es un tubo que mide aproximadamente seis pies de longitud. Entre sus funciones más destacadas está la de reabsorber agua y preparar las heces compactando juntas. La presencia de cáncer u otras enfermedades provoca que los médicos aconsejen su extirpación total (el colon está formado por cuatro partes: ascendente, transversal, descendente y sigmoidea) o parcial sin mayores complicaciones que seguir una dieta blanda para una pronta recuperación. 

Vesícula

La vesícula tiene una función muy importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo: procesar correctamente los alimentos y guardar la bilis que ayuda descomponer las grasas. Cuando aparecen cálculos en la vesícula provocados por exceso de colesterol y, por tanto, surgen fuertes dolores en la parte superior del abdomen que impiden un buen funcionamiento, es necesario extirparla (esta operación se conoce con el nombre de colecistectomía). Con una dieta personalizada se puede vivir tranquilamente sin vesícula.