Almax para el dolor de estómago: cómo y para qué

Marta Valle

La acidez estomacal resulta una patología que, por desgracia, suele ser más habitual de lo deseable. Es tal su potencial influencia en nuestra rutina diaria que puede ser capaz de inhabilitarnos para realizar tarea alguna. Por ello solemos recurrir en muchas ocasiones, en algunas sin consultar la opinión de un profesional médico, a fármacos antiácidos como Almax para poder paliar las molestias que se desprenden de esta dolencia. Aunque a corto plazo puede ser un remedio efectivo, si la anomalía se repite con frecuencia es posible que estemos desarrollando una enfermedad más severa y que, por tanto, necesitemos un tratamiento más exhaustivo a la par que importantes modificaciones en nuestro estilo de vida.

Beneficios del Almax para paliar dolores en el estómago

Resulta adecuado recordar que la acidez en el estómago se manifiesta en forma de ardores que se dan tanto debajo como detrás del esternón. Cuando un alimento, ya sea líquido o sólido, entra en el estómago, normalmente una banda de músculos cierra esta parte del sistema digestivo. Sin embargo, si esta clausura no se produce de forma adecuada, los contenidos estomacales pueden ser devueltos a la zona del esófago, produciéndose irritaciones en el área así como la consabida acidez.

Almax es un medicamento que se administra de forma oral, ya sea en forma de sobres o de comprimidos masticables. Los componentes principales son el magnesio y el hidróxido de aluminio que disponen una doble acción sobre el sistema digestivo que son capaces de paliar dolores de estómago. Por un lado, es capaz de neutralizar el exceso de ácido clorhídrico y, por otro, puede actuar inhibiendo la pepsina activa. De esta forma, dicho fármaco dispone la posibilidad de frenar los síntomas que se desprenden de los ardores estomacales.

Aunque Almax se prescribe fundamentalmente para pacientes de hiperclorhidrias o acidez gástrica, nuestro médico de cabecera puede recetarlo en caso de que suframos dolencias como trastorno de la digestión o dispepsia, hernia de hiato, esofagitis, úlcera duodenal, gastritis o úlcera gástrica.  

Puedes leer más artículos similares a Almax para el dolor de estómago: cómo y para qué, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.