Causas, síntomas y tratamiento de una alergia alimentaria

Marta Valle

Una alergia a los alimentos se genera cuando una persona reacciona de un modo anormal y exagerado al contacto, inhalación o ingesta de las proteínas que componen un determinado alimento. Hay que tener en cuenta este dato ya que las reacciones alérgicas a los alimentos nunca se producen como una respuesta a los azúcares sino a las proteínas. En el caso de detectarse una intolerancia a azúcares como la fructosa o la lactosa se trataría de un problema digestivo, en ningún caso inmunológico. Dadas las situaciones adversas que se pueden dar en nuestro quehacer diario, resulta responsable consultar con un médico de cabecera para hallar un diagnóstico certero.

Causas que propician la aparición de una alergia alimentaria

Una verdadera alergia a un alimento supone una respuesta inmunitaria del organismo, destinada a protegerlo contra sustancias que resulten potencialmente dañinas como toxinas, virus o bacterias. En principio cualquier producto alimenticio puede ser desencadenante de una reacción alérgica pero realmente son solo unos pocos los responsables de la gran mayoría de casos que se atienden en las consultas médicas. En concreto, las alergias a alimentos más frecuentes son a productos como la leche, el pescado, el huevo, los mariscos, la soja, el trigo y los frutos secos. Algunas mujeres también pueden generar este tipo de síndromes después de ingerir determinadas frutas y verduras frescas como manzanas, melones o piñas.

Los síntomas que pueden desencadenarse como consecuencia de una alergia alimentaria tienden a manifestarse unas dos horas después de haber ingerido la comida. Entre las señales más significativas se encuentran las sibilancias, la voz ronca y la urticaria aunque también es posible que se den otras reacciones como diarrea, dolor abdominal, hinchazón, náuseas, cólicos estomacales, rinorrea, picazón en la boca, dificultad para tragar los alimentos, mareo, dificultad para respirar o congestión nasal.

El tratamiento se focalizará en modificar la dieta en la medida que evitemos todos aquellos alimentos que puedan propiciar la aparición de la alergia. Aunque en ocasiones se puedan prescribir ciertos medicamentos que alivien la generación de ciertos síntomas asociados a la patología, no se ha demostrado la eficacia de otros tratamientos para la paliación de las reacciones alérgicas a los alimentos.

Puedes leer más artículos similares a Causas, síntomas y tratamiento de una alergia alimentaria, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.